Se acerca un nuevo Galaxy S: ¿Debería acaso estar preocupado Google?

Se acerca un nuevo Galaxy S: ¿Debería acaso estar preocupado Google?

Estudios indican que la recordación de la marca Galaxy ha crecido casi al nivel de Android, robándole incluso el protagonismo. Y es culpa de Google.

Hace ya un par de años que el sistema operativo Android se ha instalado de manera fuerte en el mercado de los teléfonos móviles, siendo actualmente el líder en cuanto a número de usuarios que tienen dicho sistema operativo se refiere. Sin embargo, ¿el nombre de Android se encuentra tan instaurado realmente en los usuarios?

Desde la salida del primer teléfono gama alta de Samsung con Android el 2010, el Galaxy S, han salido una enorme cantidad de dispositivos de la serie Galaxy. De esta forma, no sólo el sistema operativo móvil ha crecido con el tiempo, sino también la serie Galaxy de Samsung. A tal punto ha sido el crecimiento que ya en el 2012 habían más búsquedas respecto de Samsung y su serie Galaxy que del mismo Android, creando así un efecto similar a lo que sucede con iOS de Apple, en donde se habla del iPhone en vez de iOS.

Claro… Eso no importa mucho tomando en cuenta que ambas marcas dependen de la misma empresa.

Es justamente ese el punto que podría generar preocupación en Google, debido a que la importancia relativa del sistema operativo se ha visto superada por la importancia de la marca, y en particular de una serie específica  de productos.

Esto puede significar un problema para el otrora buscador porque la serie Galaxy no genera un incremento en el interés de los usuarios por el sistema operativo en sí, sino que genera sólo un incremento en el interés alrededor de la marca, la que se ha encargado de modificar tanto Android que incluso para algunos usuarios menos interesados en el tema pareciera que fuese un sistema operativo propietario de Samsung.

Por supuesto esto no es un tema menor, ya que la experiencia en Android por parte de Samsung lo deja como en una empresa completamente capaz de subsistir aún sin él, y sería una pésima idea por parte de Google el restringir el uso de Android a Samsung dado que los consumidores son fieles a la marca y no al sistema operativo en este caso.

Sin embargo, Google tiene opciones para regular esta situación, tales como el trabajo conjunto a las otras empresas asociadas a Android; más y mejores herramientas de software para Android; y, principalmente, potenciar decididamente su serie Nexus. Esto último es quizás el mejor refuerzo que Google puede entregarle a Android considerando el creciente interés de los usuarios por los móviles nacidos al alero del otrora buscador.

Obviamente esperamos que no vuelvan a cometer el mismo error que el cometido con el Nexus 4 y que haya suficiente producción para hacer una distribución fluida a nivel mundial; y, por supuesto, que los nuevos dispositivos nacidos de la unión con cualquier otro fabricante — principalmente Motorola — puedan masificarse y entregar una probada de lo que Android es capaz de hacer, incluso sin personalizaciones invasivas encima. Google puede hacerlo, y ganar así un poco del hype que rodea ahora mismo al próximo gama alta de Samsung.

El evento de la surcoreana es el 14 de Marzo, fecha en la que veremos el ya filtrado Galaxy S IV en mayor detalle… Y muchos estaremos pendientes de las novedades que incorporará el nuevo modelo, pero además nos toca estar atentos a cuántas menciones hace Samsung sobre Android. ¿Acaso tendrá cabida el creador del sistema operativo en el gran día de la surcoreana, o sólo será un culto de autocomplacencia sobre lo genial e innovador que es el fabricante del teléfono?

**José Ojeda era un lector, y ahora es columnista de Wayerless. Analizará temas de Android de forma periódica. ¿Quieres escribir sobre tu sistema operativo favorito? Envía un correo contándonos sobre tu elección a wcolumna@betazeta.com