[metroimage ids=”38-101902,38-101905,38-101908,38-101910,38-101913,38-101915,38-101919,38-101922,38-101924,38-101927,38-101930,38-101932,38-101935,38-101939,38-101941,38-101944,38-101947,38-101950,38-101953,38-101957″ imagesize=”large”]

MWC13: Sony Xperia Tablet Z [A Primera Vista]

En un mercado donde todos los productos son casi iguales, un tablet con valiente diseño y prestaciones destacadas trae nuevo aire al segmento y a la marca. Estas son nuestras primeras impresiones.

En un mercado donde los tablets parecen ser todos iguales, con rasgos similares y poco diferenciadas unas con otras, un rayo de luz llega desde Japón para entregar una aproximación distinta al resto de la industria. Y es que si quieres conseguir resultados distintos, no tienes que hacer lo mismo que el resto.

Eso parecen haber pensado en Sony al momento de crear la Tablet Z, un equipo que no es precisamente nuevo para Mobile World Congress — fue lanzado en Japón con anterioridad — pero que se posiciona como una adición precisa a la familia Xperia, que parece armarse de forma interesante para 2013.

A Primera Vista, el Xperia Tablet Z parece un smartphone gigante. No, en serio. Es tan delgado y estilizado que perfectamente podrías cortarla para conseguir smartphones de gran diseño. No es precisamente ligero en comparación con otros equipos, pero el peso está tan bien distribuido que se siente cómoda en la mano, agradable al tacto y muy sólida… Lo mejor de todo es que ofrece un look muy Premium, nada barato y sin materiales de mala calidad.

Lo mejor de todo es que es segura de llevar. Luce resistente, y lo es si tomamos en cuenta que tiene cristal endurecido en su parte frontal, una textura algo gomosa en la parte lateral y trasera que entregan el agarre que se requiere; y que, además, tiene un buen nivel de resistencia al agua, al polvo y a golpes.

Su pantalla de 10.1 pulgadas es simplemente impecable. Las imágenes son muy nítidas y el color está calibrado de forma impecable para ser suficientemente intenso sin sobresaturar. El panel es TFT y tiene el ya clásico Bravia Engine 2 que ayuda a la mejor definición de las imágenes en su pantalla. Sí, cumple de manera perfecta esta función.

El equipo tiene elementos de diseño reconocibles transversalmente en otras líneas de productos de Sony. El “OmniBalance” como ellos le llaman, que también está presente en el Xperia Z y el ZL.

Este aparato grita estilo por todos lados. No me imagino otro tablet con Android que sea más bonito o mejor construido que el Xperia Tablet Z, por lo que Sony ha logrado un gran producto, al menos en este aspecto.

Pero no es sólo cosas bonitas. Este equipo tiene además un rendimiento más que decente gracias al Snapdragon S4 Pro y los 2GB de RAM que tiene en su interior. Android 4.1 con la personalización de Sony es rápido y muy fácil de utilizar, ofreciendo una experiencia consistente con la encontrada en smartphones de la misma marca, lo que ayuda a que el paso entre ambas pantallas no sea compleja ni ofrezca frustración a los usuarios.

Por lo mismo, también hay una gran cantidad de mejoras integradas a nivel de software, propiciando que el Tablet se comunique de forma sencilla con otros dispositivos sin que la interacción sea compleja ni que los programas incluidos por Sony en su launcher sean invasivas o peores que las que Android tiene.

Su cámara es realmente llamativa. El sensor utilizado — Exmor R — ofrece la que, probablemente, sea la mejor entregada en un aparato de este tamaño. Si obviamos lo ridículos que nos vemos cuando intentamos tomar fotos con un Tablet, los resultados han de ser óptimos.

En multimedia, la pantalla ayuda a consumir videos de forma notable… Sin embargo, son sus cuatro parlantes los que ayudan a mejorar la experiencia en este punto. Muy buen sonido, de calidad excelente.

¿Nos gusta el Xperia Tablet Z? Sí, y mucho. Tal como nos pasó al ver por algunos momentos el Xperia Z, este aparato pone un nuevo estándar en el mercado de los Tablets basados en Android, dejando muy arriba la vara para los que vengan a futuro, colocando próximamente en tiendas un dispositivo que no dejará a nadie indiferente.

Hay pocos tablets que me interesen probar más que el que estoy describiendo ahora. Es de esperar que Sony lo pueda entregar pronto para poder someterlo a nuestras pruebas de rigor en un nuevo W Labs.