De cómo Movistar se ha visto envuelta en un escándalo de perfiles falsos en Twitter

De cómo Movistar se ha visto envuelta en un escándalo de perfiles falsos en Twitter

Una campaña en Twitter con el hashtag #PalabrasNeciasMovistarSorda destapó una cadena de perfiles falsos tratando de impulsar un tema en la red social.

¿Cómo una gran operadora como Movistar puede acabar involucrada en un gran escándalo en las redes sociales? La noticia saltó la semana pasada, alguien relacionado con la mayor operadora de telefonía de España y con gran presencia en Latinoamérica se estaba tomando muy en serio una batalla en las redes sociales, con la intención de dejar el nombre de Telefónica y Movistar bien alto. Pero el movimiento de esta misteriosa persona se ha vuelto completamente en contra, creando un verdadero Efecto Streisand tras descubrirse la creación de decenas de perfiles falsos y estar ligados a una aplicación desarrollada por Telefónica.

Twitter es una redes social muy poderosa, sobre todo cuando tenemos que quejarnos de alguna empresa o servicio, pudiendo generar daño dependiendo de cuantos seguidores o a cuántas personas les llega tu queja. Hemos visto casos de todo tipo, en México se crearon cuentas falsas en las elecciones de 2012 o incluso en Chile, donde también se descubrieron cuentas falsas apoyando al gobierno.

El problema de las cuentas falsas es una lacra para redes sociales como Twitter o Facebook, que se ven desbordados por la gran facilidad para crear decenas o incluso varios centenares de cuentas falsas con datos generados automáticamente, cogiendo fotos sacadas de internet. Por suerte, tal y como dice el dicho: se coge antes a un mentiroso que a un cojo, y con las herramientas que tenemos en Internet, muchas veces es muy sencillo saber cáales son esas cuentas falsas.

¿Cómo empieza todo en este caso en España?

Año 2011. Telefónica se enfrenta a una gran reestructuración interna con unas reducciones de plantilla enormes, se ven afectados personas que entre prejubilaciones y despidos con compensaciones llegan a las 28.000 desvinculados de la empresa. Un 20% de la plantilla total de Telefónica en España. Pero en concreto este tema que ahora ha explotado toca de cerca de un trabajador en Barcelona que fue despedido mientras estaba en una baja laboral. El trabajador recurrió ante los tribunales y se determinó que fue un despido improcedente. El empleado, Marcos Andrés, acabó en una huelga de hambre con el apoyo del sindicato CGT, para conseguir su readmisión en la empresa, algo que parece que Telefónica no está dispuesta a hacer.

La alarma saltó el 27 de febrero cuando el mismo sindicato, CGT, en concreto la coordinadora de informática, se percató públicamente de cómo había una campaña en Twitter con un hashtag concreto: #PalabrasNeciasMovistarSorda. Este movimiento, explica el sindicato, se debe a un ataque contra las protestas llevadas a cabo por Marcos para que la empresa le readmita. El problema está en que los perfiles que usaban ese hashtag en Twitter eran falsos, tal como se ha comprobado ya que todos usaban datos poco coherentes y nombres demasiado “comunes”, descripciones muy simples y en algún caso sin sentido como que por ejemplo un empresario no agregue la web de su empresa en su perfil o no hable de ella en ningún tweet. Pero es evidente que todos estos perfiles se demuestran como falsos al buscar sus fotos en internet con herramientas como Google Images, siendo todas de stock o directamente de personas que no tienen nada que ver con el uso que se les está dando.

La noticia saltó a Menéame donde poco a poco se empezaron a organizar para revisar los perfiles y dar la voz de alarma cuando empezaban a desaparecer o directamente ser bloqueados. El trabajo recopilado por Alejandro Amo mostrando perfiles borrados y eliminados también es digno de mención.

¿Quién ha creado estos perfiles?

Desde el lado de Menéame y muchos de los que apoyan al trabajador despedido, se comenta que es una maniobra desde Movistar para contraatacar los hashtags en apoyo al trabajador, que inundaron Twitter durante el Mobile World Congress.

El problema de estos ataques es que no existe prueba alguna que esto sea obra de Movistar, tampoco que sea una obra generada por personas interesada en que Movistar tenga peor imagen ante este despido.

En internet todo tiene traza, hacer una estrategia de estas características  es completamente erróneo para las compañías porque a largo plazo lo que consiguen es que se encuentre este fallo, que se documente y que perdure, restando transparencia a cualquier otra acción de la empresa.”, como dice Mauro Fuentes, Director de Social media en Ogilvy, comentando sobre el efecto que podría tener para una empresa de estas características un ataque como este.

Hay muchas preguntas en el aire, por ejemplo que estos usuarios ya estuviesen creados y listos para usarse. Aunque muchos han desaparecido otros han quedado bloqueados, se ha demostrado que habían sido usados para promover contenidos de algunas revistas con anterioridad, y que hasta se usaron para promover mensajes políticos durante las pasadas Elecciones Generales en España durante 2011.

Fuentes cercanas a Movistar nos han confirmado que la persona despedida por la empresa aceptó los términos del despido improcedente llevándose unos 100.000 euros, confirmado también por Miguel Ángel Uriondo en Expansión. Por lo que la huelga de hambre, teniendo en cuenta las situaciones en las que están muchas otras familias en España parece algo excesivo, aunque Marcos Andrés está en su pleno derecho de hacerlo.

¿Se está exagerando este asunto para conseguir la atención necesaria ante el problema de los despidos de Telefónica? Es difícil decirlo, porque no se puede confirmar quién ha creado estas cuentas y quién las está gestionando, aunque si lees la larga entrada escrita por Alejandro Amo, se empieza a sospechar de algunas personas, pero son sospechas y no se han confirmado.

Que se tuviese previamente una plataforma de usuarios falsos creados con anterioridad y contenido creado además de un hashtag, probaría que el autor de las cuentas se había preparado para un ataque durante el Mobile World Congress. Pero de nuevo, no se sabe quién.

El trabajo es algo importante ahora mismo en España. Con una tasa de paro que alcanza los cinco millones de personas, no va a ser la última vez que veamos estas guerras de hashtags y de redes sociales para atacar empresas y defender personas. El problema es cuando se cae en la guerra sucia, en la creación de perfiles para falsear una noticia o incluso algo que no es más que una posible llamada de atención ante los despidos. No podemos controlarlo porque siempre encontraremos personas dispuestas a jugar sucio, pero también es un problema para las redes sociales como Twitter, que ven su validez como megáfono para problemas colectivos más mermados ante la posibilidad de manipulaciones.

Links:
Batalla en las redes sociales por readmisión Marcos en Movistar. Manipulación con usuarios falsos. (CGT Informática)
movistar era solo la punta del iceberg: #PalabrasNeciasMovistarSorda (Alejandro Amo)

Foto: Eldiario.es / Edu Bayer (Licencia Creative Commons)