Nintendo vuelve a los números azules y registra otra vez ganancias millonarias

Nintendo vuelve a los números azules y registra otra vez ganancias millonarias

Gracias a la 3DS, Nintendo vuelve a la senda de imprimir billetes.

Nintendo registró hace un tiempo atrás -y por primera vez en su historia- un período fiscal donde los números financieros se cerraron en rojo. Sin embargo, las cosas parecen ir volviendo a la normalidad para la compañía nipona, que entregó sus resultados para los nueve primeros meses del año fiscal 2013 que se cierra el próximo 31 de marzo.

Las ganancias para Nintendo durante el último período sumaron en total cerca de 160 millones de dólares. Eso sí, la compañía redujo sus previsiones de ventas para la Wii : se esperaba que la consola vendiera 5.5 millones de unidades hasta marzo, pero ahora dicho número fue ajustado y las estimaciones se quedan en solo 4 millones.

En total, se han distribuído hasta la fecha 3.06 millones de Wii U, y 11.69 millones de juegos para esa consola. Y a la hora de las comparaciones con su antecesora, no sale muy favorecida ya que durante el mismo período se habían vendido 3.6 millones de Wii, y hasta su primer marzo (2007) se movieron más de 5 millones de consolas.

La que sí está siendo un total éxito para Nintendo es la 3DS. La consola lleva vendidas más 12 millones de unidades durante el año fiscal, y se espera que alcance los 29 millones para el cierre en el próximo marzo. Y en cuanto a juegos no se queda atrás, ya que se han distribuído casi 40 millones de unidades.

Pese a que la Wii U se sigue vendiendo con pérdidas, parece ser que el negocio de Nintendo va repuntando poco a poco, especialmente gracias al arrastre de la portátil más nueva. Eso sí, es bueno mencionar que a la fecha la antigua Wii sigue vendiendo un poco más que la Wii U (3.54 millones en el último recuento), aunque probablemente sea este su último período victorioso en un decline que viene siendo evidente hace ya un rato.

Link: Nintendo returns to profit – but cuts Wii U and 3DS sales forecasts (The Guardian)