Productor de Dead Island: Riptide molesto por veto del juego en Alemania

Productor de Dead Island: Riptide molesto por veto del juego en Alemania

por

Sebastian Reichert se queja de la legislación germana y señala una desigualdad con respecto a la libertad que goza Gears of War en el país europeo.

El cuento de Dead Island y su prohibición en tierras germanas también se repetirá con la secuela del título, hecho que no ha agradado a los responsables de su desarrollo, que por segunda vez se dicen confundidos por las leyes y las califican como algo “jodidamente incómodo”.

Sobre esto, el productor de Dead Island: Riptide, Sebastian Reichert, dio su punto de vista y habló de la legislación en Alemania que prohíbe comercializar videojuegos que impliquen violencia contra humanos o contra seres que parezcan humanos.

“No importa qué tipo de enemigos sean, mientras tengan apariencia humana, entonces tienes un problema. Para Dead Island en particular fue un problema que pudieras atacar zombis cuando ya estaban muertos, porque es considerado como mutilación de cuerpos.

“Pero nosotros castigamos ese tipo de acciones, porque si los jugadores tratan de apuñalar y rebanar todo a su alrededor, su arma eventualmente se romperá y entonces estará jodido. Ni siquiera lo premiamos, más bien lo castigamos”.

A manera de protesta y de señalar una aparente desigualdad, Reichert tomó como ejemplo el caso de Gears of War, que sin ningún tipo de restricción puede venderse y comprarse en cualquier tienda de Alemania, pese a que los enemigos, las hordas Locust, son a todas luces antagonistas humanoides.

“En estos momentos estoy un poco confundido y no entiendo por qué puedes comprar Gears of War 3 en las tiendas alemanas y no Dead Island… ¿Dónde está la diferencia? Me refiero a que los enemigos también tienen apariencia humana y puedes hacerles cosas… realmente tiene unos bonitos movimientos finales. Por ejemplo, cuando les encajas el lanzallamas, activas el gatillo y el fuego sale de todos lados de su cuerpo; y eso está en las tiendas.

“Se siente jodidamente molesto tener uno de los juegos más exitosos en años y que nadie lo conozca en tu país”, concluyó el productor.

Sinceramente nunca he entendido está clase de vetos, y más bien me parecen una medida barata para tapar el sol con un dedo e ignorar en la felicidad en problema de raíz. La violencia en las sociedades tiene muchos cauces, y culpar a los medios no resuelve nada.

Dead Island: Reptide está fechado para el 26 de abril del 2013, y llegará a todos lados menos a Alemania PlayStation 3, Xbox 360 y PC

Link: Dead Island: Riptide producer baffled over franchise’s ban in Germany (VG247)