Unión Europea impone límites al consumo de las tarjetas de video

Unión Europea impone límites al consumo de las tarjetas de video

por

Nueva ley estandarizará el consumo de los GPUs tanto dedicados como integrados.

Si bien desde hace muchos años el TDP de los microprocesadores se ha mantenido en un límite máximo de 140W, no se puede decir lo mismo de los GPUs, los que pareciera que cada año incrementan sus requerimientos eléctricos; pero esta situación estaría por cambiar gracias a una nueva ley propuesta por la Unión Europea (UE).

Las actuales leyes califican a los GPUs dentro de siete categorías: G1/G2/G3/G4/G5/G6/G7 cada una de ellas relacionada con el rendimiento del propio GPU, pero, calificadas según el ancho de banda de la memoria gráfica, donde G7 es la máxima especificación, y que permite superar la barrera de los 320GB/s (GDDR5 384 bits a 1667MHz o GDDR5 512 bits a 1250MHz), el actual límite de la categoría G6.

La nueva ley Eco design Lot 3, además de modificar de forma estricta las actuales categorías pretende eliminar la categoría G7, dejando a G6 como la máxima calificación permitida para la aprobación de la venta de tarjetas de video dentro de la Unión Europea, por lo que se prohibirá la venta de cualquier tarjeta de video que supere dichos límites, así como los nuevos límites establecidos para las seis categorías.

Nordic Hardware informa que varios GPUs actuales de AMD y Nvidia incumplen con la nueva ley Eco design Lot 3, y ello podría afectar también a los GPUs planificados para el 2014 (Nvidia Maxwell “GeForce 800 Series” y AMD GCN3 “Radeon HD 9000 Series”), cuyos máximos exponentes verán su rendimiento limitado; situación ante la que ni Nvidia ni AMD están de acuerdo, pues aducen que el ancho de banda no se traduce en rendimiento.

La nueva ley entrará en vigencia a principios del 2014, y aunque estamos de acuerdo con cualquier normativa que limite el incremento del consumo energético del hardware, creemos que ello se debe hacer de un modo correcto, y en este caso lo correcto hubiera sido limitar el consumo a los 300W máximos presentes en las especificaciones del bus PCIe para las tarjetas de video, y no permitir la aparición de nuevas especificaciones que superen dicho límite, además de obviamente velar por que se cumpla dicho estándar.

Como sea, es posible que si bien esta nueva normativa no afecte a los GPUs del próximo año (GeForce 700 Series y Radeon HD 8000 Series), tanto Nvidia como AMD deberán alterar sus planes para sus GPUs del 2014, o de otro modo no podrán vender ningún GPU en el mercado Europeo.

Link: EU cripples future graphics cards [Exclusive]  (Nordic Hardware)

También pueden comentar en nuestro foro.