Felices 50 años, LED

Felices 50 años, LED

Semáforos, televisores, zapatillas con lucesitas y mouse ópticos son algunos productos que se han beneficiado del LED.

El LED es una tecnología que ha cambiado nuestros gadgets de múltiples formas, tantas que a veces no nos damos cuenta. Desde los semáforos a las calculadoras de bolsillo, las zapatillas con lucesitas y los mouse ópticos, esta tecnología está presente en nuestra vida cotidiana.

El origen del LED es un poco difuso y se remonta a hace más de 50 años. Se dice que el ruso Oleg Vladimirovich Losev creó el primero en 1927, apareciendo publicado en revistas europeas, sin embargo, no se hizo uso práctico de esta tecnología hasta la década de 1960.

En 1961, los investigadores de Texas Instruments Robert Biard y Gary Pittman detectaron que el arseniuro de galio (GaAs) emite radiación infrarroja cuando se le aplica una corriente eléctrica. Este fenómeno fue aprovechado en 1962 para crear el primer LED en la práctica, hecho por Nick Holonyak en General Electric.

Los LED se fabrican estableciendo capas de cristales semiconductores sobre una lámina. A medida que se añaden capas, se agrega una sustancia que determina el color del LED. En sus primeras versiones, la sustancia utilizada producía un color rojo, por lo que ése fue su primer color. Con nuevos procesos se han logrado LEDs de los tonos más variados, pero en sus 10 primeros años su color era el rojo.

Pese a sus limitaciones de color, el LED era relativamente barato y de bajo consumo, de modo que empezó a utilizarse en calculadoras y relojes como reemplazo a las ampolletas incandescentes.

En 1993 se inventó el LED azul brillante, que pintados con una cobertura amarilla entregaban luz blanca, abriendo la puerta a nuevas opciones para esta tecnología, como linternas y más adelante, ampolletas.

El mouse también se benefició con el LED, eliminando la rueda que tenía abajo por una luz, que con sensores de imágenes permite seguir los movimientos del ratón sobre cualquier superficie. Por otro lado, los televisores también aprovecharon al LED para la retroiluminación, entregando mejor contraste y colores, además de disminuir el uso de electricidad del aparato.

En general, el LED ha ido ganando en brillo y bajando su consumo energético a través de los años, de modo que probablemente veamos todavía muchas aplicaciones más que todavía no nos hemos imaginado.

Link: 50 years of LED technology (Wired)