Desarman el Microsoft Surface; no es tan fácil de reparar

Desarman el Microsoft Surface; no es tan fácil de reparar

La conclusión es que pese a que se puede desarmar, es mejor llevar el aparato a un servicio técnico autorizado en caso de fallas.

Ya salió al aire Windows 8 y con él, también apareció en el mercado la tableta Microsoft Surface, largamente esperada por muchos clientes que ven en ella un interesante dispositivo híbrido para reemplazar al notebook tradicional. Y hablando de tradiciones, otra cosa que esperábamos con ansias era que alguien se atreviera a desarmar el dispositivo, lo que la gente de iFixit hizo como es costumbre, revelando interesantes detalles respecto a la distribución de sus interiores, además de darle pistas a los expertos para saber si es fácil o difícil reparar el aparato.

Las conclusiones fueron varias: cuesta mucho sacar el panel protector de atrás, dejando marcas que evidencian la apertura y pueden anular la garantía. Por otro lado, pese a que la batería está adherida con pegamento, es relativamente fácil de remover, aunque algunas piezas vienen unidas de forma tal que no es posible separarlas, como el conector para el teclado y la pantalla, con esta última teniendo su panel LCD y el vidrio frontal fuertemente unidas, por lo que un daño a la pantalla requiere de su total reemplazo.

Ventajas y desventajas, la gente de iFixit le entregó 4 de 10 puntos al Microsoft Surface en cuanto a lo que facilidad de reparación respecta, siendo 10 la cifra máxima, algo que seguramente alejará a varios aficionados hacia el arreglo casero del dispositivo en caso de fallas, obligando a llevar el aparato a un servicio técnico autorizado por Microsoft en caso de problemas.

Link: Microsoft Surface Teardown (Engadget)