Qué es lo que nos prepara Nokia para este 5 de septiembre

Qué es lo que nos prepara Nokia para este 5 de septiembre

Innovaciones tecnológicas y un sello propio es lo que buscará concretar Nokia para salir del agujero económico donde actualmente están.

Nokia está levantando grandes expectativas con su venidero evento Nokia World fijado para este 5 de septiembre en Finlandia, fecha que coincide con un segundo llamado a la prensa realizado en Nueva York, Estados Unidos, fijándose una presentación donde la compañía se subirá al escenario junto a Microsoft, seguramente para dar detalles de la adopción del nuevo sistema operativo Windows Phone 8 en una nueva línea de teléfonos.

Revisemos el contexto actual

Casi dos años atrás, Nokia se comprometió de lleno con Microsoft en la adopción del en ese entonces, nuevo sistema operativo móvil Windows Phone 7, dejando en segundo plano a Symbian y MeeGo, apuntando a un estrategia diferente a la tomada por otros participantes de la industria, que si bien también dejaron de lado proyectos propios, confiaron en Android de Google como software para mover sus teléfonos inteligentes.

Así, y con bastante agua pasada bajo el puente, la puesta en venta de móviles Nokia con WP7 no ha sido del todo exitosa, pero tampoco un fracaso total, por lo que urge una renovación para llamar la atención de los clientes, en un ambiente de competencia feroz donde Apple y Samsung mantienen el dominio.

¿Qué hacer?

Se espera el lanzamiento de dos nuevos equipos de la línea Lumia: el 820 y 920, con las filtraciones indicando que uno de los pocos frentes donde Nokia podrá luchar, será en el campo de la innovación tecnológica.

Veremos, por ejemplo, cómo las tecnologías para cámaras de gran calidad se tomarán los Lumia, bajo el alero de la marca PureView que brilló en el desarrollo del Nokia 808 PureView, teléfono con un impresionante sensor de 41Mpx que según pudimos ver de primera mano, tiene un desempeño sencillamente brillante. Así, se pretende adoptar en menor medida características de esta clase en los futuros Lumia, dándole un sello distintivo que los distancie del resto de los fabricantes.

Por otro lado, accesorios innovadores también tendrán protagonismo este 5 de septiembre. Veremos el soporte para la carga energética de manera inalámbrica, algo que se viene gestando hace tiempo en la industria, pero nadie ha querido adoptar de manera masiva hasta ahora. Nokia tiene la oportunidad de hacerlo, y según vemos en imágenes filtradas, lo mostrarán en los Lumia 820 y 920 a través de atractivos accesorios que hacen juego con la línea de diseño de sus nuevos teléfonos:

Aparte de aquello, cabe destacar el uso de Windows Phone 8 como sistema operativo definitivo para estos equipos, pese a que el 808 PureView era movido por Symbian. En relación a Windows Phone 7, el ocho representa una revolución al interior de Microsoft y para el rubro de la telefonía móvil en general, ya que se adoptó el mismo núcleo que usa Windows 8 para computadoras tradicionales, lo que podría significar una profunda integración entre ambas plataformas, simplificando la vida del usuario que tiene computador, tablet, smartphone y busca compatibilizar de la forma más fluida dichos aparatos.

Acá vemos que dicha integración significa subirse sobre hombros de gigantes: Windows, durante décadas, ha sido la plataforma más exitosa para mover computadoras alrededor del planeta, y la relación que pueda darse entre tabletas y PCs con Windows 8 y teléfonos móviles Nokia puede ser la carta que le permita a la empresa proyectarse a futuro de manera muy auspiciosa.

Hablamos de algo muy importante para Nokia…

… pero no tanto para Microsoft. Porque sabemos que el gigante de Redmond tiene una sólida base en la cual sostener su negocio, que es el sistema operativo Windows, la suite ofimática Office, y una gran variedad de otros rubros donde han incursionado y la mantienen como una de las empresas más rentables de la industria.

Pero no es el caso de Nokia, que hace varios meses ve cómo su rentabilidad se derrumba, al dedicarse casi exclusivamente a los teléfonos móviles y sufriendo los embates de una dura competencia donde Samsung, de la mano de Android, ha robado gran cantidad de cuota de mercado, sumándose un iPhone más sólido que nunca.

Así, la finlandesa se está quedando sin pan ni pedazo, y al no poder optar por estrenar equipos con Android, categoría que está más que gastada, pondrán absolutamente todas sus fichas en el sistema operativo Windows Phone 8, al haber desechado la idea de desarrollar su propia plataforma a través de Symbian.

¿Tendrá éxito la estrategia de Nokia? ¿Será suficiente para hacerlos surgir de las cenizas? Después del 5 de septiembre, será el cliente quien tenga la última palabra, con Samsung tomando palco después de su exitoso Galaxy S III lanzado hace poco y con Apple presto a mostrar su nuevo iPhone 5 este 12 de septiembre.