Argentina: El Gobierno ingresará en el negocio de la telefonía celular

Argentina: El Gobierno ingresará en el negocio de la telefonía celular

Hace 20 días se había anunciado el llamado a concurso para licitar el 25% del espectro de frecuencias aptas para 3G. Hoy, argumentando que sólo una empresa estaba en condiciones de ganar la licitación, el Estado decidió entrar en el mercado como competidor.

Hace 20 días informamos que tras 15 años de demora, el gobierno invitó a las empresas de comunicaciones a participar de la licitación de frecuencias de telefonía celular que en 2005 liberó Movistar luego de la fusión de su brazo de telefonía móvil Unifon con la compañía local Movicom.

Estos pliegos de licitacion de las bandas de 850 y 1900 MHz dentro del espectro de 50Mhz eran seguidos muy de cerca por las operadoras Personal y Claro ya que servirían para potenciar su oferta corporativa de 3G.

Ahora, en un anuncio sorpresivo, el gobierno argentino informó que suspende el concurso público y se hace cargo de las frecuencias, lo que significa que ingresará al competitivo mercado de telecomunicaciones local, algo que, a causa de los antecedentes del gobierno en otros segmentos de negocios como los de la televisión por cable (donde mantiene una disputa política con el grupo Clarín), podría significar el comienzo de una disputa para imponer nuevas reglas de mercado en busca de una posición dominante.

El Ministro de Planificación Julio de Vido fue quien anunció la suspensión del llamado a concurso de esta frecuencia, que compone un 25% del espectro 3G del país, para cederla a la empresa estatal ARSAT, de quien se adelantó que además de estar compuesta en un 100% de capital estatal, dará participación a cooperativas y pymes.

De Vido fue categórico al anunciar esta noticia: "No vamos a tener una participación testigo, sino equilibrante en el mercado".

También informó que en pocos días darán a conocer la metodología de trabajo para la explotación de estas frecuencias, las cuales generarán una rentabilidad que "va a quedar para todos los argentinos a través de ARSAT", comentario acorde a la política actual del gobierno, que busca concentrar la mayor cantidad del comercio en forma local en desmedro de las empresas extranjeras o que giran divisas al exterior.

No obstante, durante el anuncio de la suspensión, aclaró que la empresa Claro era la única "en condiciones patrimoniales" para obtener la adjudicación, pero que otorgar la frecuencia a un solo oferente "hubiera sido un proceso de concentración y los argentinos estamos hartos de los monopolios y no queremos generar monopolios".

De las cinco empresas que se presentaron a la licitación, según De Vido, que sólo Claro cumpliera con los requisitos iba a generar una situación de monopolio. Las otras empresas que se presentaron fueron Nextel, Multitrunk, del grupo Roggio, Personal (Telecom), y Superfone (América TV).

Con respecto a la decisión de entrar en el mercado de las comunicaciones 3G, el ministro aclaró que "se tuvieron en cuenta dos objetivos básicos: ampliar la competencia y fomentar el ingreso de nuevos actores al mercado". Además de esto, el ministro no descartó que esta iniciativa sea la plataforma de lanzamiento para competir también en el mercado 4G.

Link: El Gobierno ingresará en el negocio de la telefonía celular (infobae)