UKIE: No existe evidencia científica de la relación entre los videojuegos y la violencia

UKIE: No existe evidencia científica de la relación entre los videojuegos y la violencia

La discusión está en aumento, pero cuenta con buenos argumentos y sentido común... por suerte.

Y el cuento dice así: la semana pasada un comisionado de la policía australiana llamado Andrew Scipione culpó directamente a los videojuegos de alentar e incentivar las conductas violentas y antisociales entre los jugadores:

“Obviamente afecta a los adolescentes y jóvenes en desarrollo en una era donde la violencia es premiada, donde realizas crímenes virtuales diariamente durante muchas horas. Los videojuegos te premian por matar gente, robar dinero de prostitutas y chocar automóviles.

Es cuestión que afecte a uno o dos jóvenes y potencialmente tendrás a personas perturbadas que con acceso a cuchillos, pueden salir a la calle y recrear ese estilo de vida en las calles de Australia. Es muy preocupante”.

Pero estas declaraciones generaron réplica. La doctora Jo Twist, hombre a cargo de la UKIE (Asociación para el Entretenimiento Interactivo de Reino Unido) desestimó las aseveraciones del comisionado australiano recordando -y remarcando- que no existe evidencia científica de la relación entre los videojuegos y la violencia. Al ser consultado sobre las declaraciones del comisionado australiano, Twist señaló:

“No existe relación científicamente comprobada entre jugar videojuegos y tener conductas violentas. Tampoco que jugarlos quite sensibilidad frente a la violencia real. De hecho, los estudios demuestran que los niños pueden distinguir claramente la diferencia entre la violencia de los juegos de video y la presente en los noticiarios de televisión.

Millones de personas disfrutan de los videojuegos de manera responsable y nuestros estudios señalan que el 92% de los padres reconoce una influencia positiva de los juegos”.

La doctora Twist recordó que hay juegos con temáticas más maduras… tal como sucede en otros medios como la literatura y la televisión, además de llamar a los padres a interesarse sobre qué juegan sus hijos, usando los medios destinados a informar sobre los contenidos de los videojuegos.

Los padres se deben informar e involucrarse más, los niños no deberían tener acceso -o al menos, acceso tan fácil- a juegos con contenido o temáticas para jugadores mayores y debería haber mayor cultura y difusión de los sistemas de información/clasificación de videojuegos. Todo lo demás proviene mayormente de la ignorancia, el prejuicio y el facilismo de culpar ‘al nuevo’ dentro del mundo del entretenimiento.

La respuesta, el medio, la solución y el fin: educar.

Links:

Games and violence: “No proven scientific link” (VG247)
– Las crónicas de ALX: Tapando el sol con un dedo (Niubie)