UE: Países tendrán que reciclar el 45% de la chatarra electrónica para el 2016

UE: Países tendrán que reciclar el 45% de la chatarra electrónica para el 2016

Ayer entró en vigor la actualización de la Directiva de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (WEEE) que también busca regular el contrabando de basura tecnológica a países en desarrollo.

Esta ley corresponde a una actualización de la Directiva de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (WEEE por las siglas en inglés de Waste Electrical and Electronic Equipment), que rige desde el 2003 y que impondrá una serie de planes para recuperar la basura tecnológica, otorgándoles una “responsabilidad del productor” a los fabricantes de aparatos tecnológicos que los hará responsables legales y financieros del retiro y eliminación segura de la chatarra electrónica.

La directiva había sido muy criticada en los recientes años por sus políticas poco eficaces para promover el reciclaje de equipamiento electrónico y detener la exportación ilegal de equipos antiguos como chatarra a países en desarrollo.

Esta nueva actualización, que fue aprobada hace un mes por el Parlamento Europeo, fortalece la regulación de la basura tecnológica, castiga fuertemente la exportación ilegal de basura tecnológica e impone como meta que para el 2016 los países miembros de la UE recuperen el 45% del equipamiento electrónico vendido para ser reciclado o desechado apropiadamente, y después ofreciendo la opción de subir este porcentaje al 65% de los equipos vendidos o reciclar el 85% de toda la chatarra electrónica para el 2019.

También las grandes tiendas de retail (de más de 400 metros cuadrados) tendrán hasta febrero del 2014 para implementar un plan para recibir gratuitamente de los clientes dispositivos electrónicos pequeños y aptos para el reciclaje según la WEEE sin la obligación de comprar un nuevo producto.

Además, tras una evaluación del proyecto el 2018, se decidirá si estas leyes se ampliarán a todo tipo de chatarra electrónica, pues hay mucho equipamiento que actualmente está exento de estas reglas de la WEEE por su dificultad para ser reciclado o recolectado. Los países miembros de la UE ahora tienen hasta el 14 de febrero del 2014 para transcribir la nueva directiva en sus leyes nacionales del manejo de la chatarra electrónica.

Una excelente iniciativa que nos hace pensar cuantos teléfonos celulares antiguos en desuso uno tiene guardado en su casa. Yo al menos unos 5 o 6.

Link: EU electronic waste legislation becomes compulsory (ComputerWorld UK)