¿Adiós a la ampolleta incandescente? Persiste la venta en la Unión Europea pese a prohibición

¿Adiós a la ampolleta incandescente? Persiste la venta en la Unión Europea pese a prohibición

Fabricantes ingleses usan subterfugio legal en la prohibición de la Unión Europea a las bombillas incandescentes vendiendo versiones para uso industrial intensivo.

Por ineficientes, la Unión Europea (UE) había prohibido el 2009 la clásica ampolleta incandescente de Edison en sus versiones de 100W y 60W, quedándo disponible en el mercado la bombilla de 40W cuya prohibición comenzará a correr este sábado 1 de septiembre, día tras el cual se prohibirá la manufactura de todo tipo de ampolletas incandescentes en la Unión Europea.

Sin embargo, a numerosos europeos les molesta este tipo de prohibiciones al considerar que las ampolletas más eficientes son ‘más lentas’ y no entregan la misma luz que la vieja bombilla incandescente, por lo que empresas de Inglaterra encontraron una ‘letra chica’ en la ley que les permitiría seguir fabricando la ampolleta de 40W pese a su prohibición.

Esto es debido a que por un error en su redacción, la prohibición de la UE se refiere sólo a las bombillas de 40W destinadas a uso doméstico, por lo que se podrán seguir fabricando y vendiendo si hacen explícito que es para un ‘uso industrial’ destinado a fábricas.

Ya hay al menos dos empresas en Inglaterra que están fabricando masivamente ampolletas para ‘uso intensivo’, que lucen exactamente iguales a las tradicionales pero más resistentes y un poco mas caras, aunque ya no serán vendidas en tiendas del retail, sino en ferreterías, online y en tiendas especializadas de iluminación.

Esto causó la preocupación de las autoridades de los países miembros de la UE como Alemania, donde afirmaron que necesitarán de más personal para llevar a cabo las fiscalizaciones y en el Reino Unido, donde advirtieron a la población que se debe aclarar el uso doméstico de ampolletas de uso intensivo a la hora de solicitar una póliza para el hogar.

Uno de los fabricantes asegura que ya ha vendido más de 5 millones de ampolletas para uso intensivo a diversas tiendas de la Unión Europea. ¿Es una cifra demasiado considerable para un terco esfuerzo de seguir usando una tecnología de más de 100 años de antigüedad?

¿Cuanto tiempo habrán durado los nostálgicos de las velas de cera y las lámparas a gas cuando se comenzó a vender masivamente la vieja ampolleta?

Link: Retailers avoid ban on traditional light bulbs (Telegraph.co.uk)