OnLive tenía deudas por 40 millones de dólares y estuvo a punto de cerrar

OnLive tenía deudas por 40 millones de dólares y estuvo a punto de cerrar

La rápida intervención de una compañía externa evitó lo que hubiese sido un total desastre para el juego por streaming.

Detrás del abrupto final y renacimiento de OnLive, hay varias cosas que están en la nebulosa y que seguramente lo estarán para siempre. Afortunadamente, hay otros detallitos que se están haciendo públicos poco a poco y que dan cuenta del estado de la compañía hasta antes de su venta. Y ese estado era deplorable.

La semana pasada, al verse los dueños de OnLive en graves problemas monetarios, contrataron los servicios de Insolvency Service Group, una compañía que se dedica a tomar acciones rápidas de rescate financiero. Y el CEO de ISG sacó a la luz el verdadero estado de OnLive por ese entonces: la compañía tenía deudas por hasta 40 millones de dólares, no tenía prácticamente dinero para pagar nada, y si no se hacía algo en pocos días todo se iba a ir al tacho de la basura. Así de drástico.

“La situación era tan desesperada, que a OnLive le quedaban apenas un par de días de vida. Había que hacer algo rápido para evitar el cierre, lo que hubiera sido un completo desastre”, dice Joel Weinberg. Peor aún, hace rato que Steve Perlman -fundador de OnLive- andaba en busca de un comprador, pero finalmente nadie se había interesado en ellos, quizás porque Perlman creía que su compañía valía más de lo que cualquiera estaba dispuesto a pagar.

Finalmente, la historia se cerró con Lauder Partners creando una nueva OnLive desde cero, y adquiriendo la propiedad de la antigua compañía. De paso, se evitó el cierre del servicio, lo que hubiera significado un duro golpe para las aspiraciones y proyecciones de los juegos vía streaming.

Link: OnLive owed $30 million to $40 million, was facing imminent shutdown (Mercury News)