Ojalá todas las pantallas fueran así de resistentes

Ojalá todas las pantallas fueran así de resistentes

Es horrible cuando se estrella la pantalla de cristal líquido de tu teléfono y peor aún, cuando te avisan que cuesta casi lo mismo una pantalla nueva que un teléfono nuevo.

Es una situación horrible, desesperante que a nadie se le desea pero, a varios nos ha pasado que por un descuido propio o de un tercero nuestros teléfonos han sufrido daños irreparables en las pantallas. Afortunadamente hoy muchos de los nuevos smartphones vienen con la tecnología de Gorilla Glass 2 (todos menos los iPhone, gracias Apple) para prevenir que se rallen o se maltraten.

Este cristal es muy resistente, capaz de soportar más de 45 kilogramos de presión por pulgada (2.43 centímetros). Para lograr esta resistencia, el Gorilla Glass se baña en una solución de sal hervida a 400 grados centígrados, esto hace que los pequeños iones de sodio sean recubiertos por iones de potasio más resistentes.

Para darle flexibilidad, se le hace soplar aire frio en la superficie, esto hace que el exterior sea más resistente mientras que el interior del cristal se mantiene blando.

Claro, incluso el Gorilla Glass 2 se rompe, nada es infalible. Si llega a caer tu dispositivo sobre la pantalla es posible que sobreviva pero, si cae — como usualmente pasa — de lado o sobre una esquina, el daño será mayor. No es indirecta para nadie, pero tener Gorilla Glass 2 hace una gran diferencia. No solo evita los rayones, ayuda a proteger un poco mejor el LCD de daño y descuidos (como sentarte sobre tu teléfono).

No les estamos vendiendo GG2, solo les queremos mostrar lo que hace por su telefono (si ya tienes uno) y si no, demadarle al fabricante que comience a utilizar esta tecnología, sea de la marca que sea.

Les dejamos este video para que vean lo que es capaz de soportar este cristal; por cierto, las medidas que aparecen están en gramos.

Link: Here’s what happens when your screen shatters (Phone Arena)