NB Opinión: ¿Es Dark Souls una buena o mala experiencia en PC?

NB Opinión: ¿Es Dark Souls una buena o mala experiencia en PC?

Un buen juego es siempre entretenido y atraerá a cualquier jugador, ¿pero hasta qué punto las fallas técnicas pueden opacar un juego como Dark Souls?

Mientras revisamos la versión de Dark Souls: Prepare to Die Edition de consolas, que en sí es más que nada una re-edición de Dark Souls del año pasado pero con todo el contenido extra hasta la fecha y algo más, fue imposible quitarle los ojos a la versión de PC. Los de From Software nos advirtieron antes: “es la versión de consola, con todo lo bueno y malo, pero en PC”.

No hay excusas, Dark Souls para PC es 100% igual a la versión de consolas. Y si bien es una respuesta a la petición de los jugadores que querían verlo en la plataforma popular, alza otra pregunta más sobre el estado actual de los videojuegos.

Aunque la mona se vista de seda, mona se queda

La versión de PC de Dark Souls es otro tema, literalmente, al lado de lo que puedes esperar de un juego de PC bien hecho. Se supone que una versión para para este mercado debe ser superior en ámbitos técnicos, pero simplemente es la versión de consolas en otro paquete, justamente algo impresentable en el terreno de los teclados y ratones. Más aún cuando la mejor forma de jugarlo se logra con un control de consola – claro indicio cuando te piden “Presiona RT para hacer tal cosa” y no encuentras el botón en tu teclado. ¿Para qué la molestia entonces? Esto es una constante en el aspecto técnico de Dark Souls.

Aunque necesita una tarjeta gráfica ad-hoc para mover el juego según los requerimientos técnicos, al final se ve mal en cualquier pantalla y con cualquier cosa que le pongas encima, y hasta el texto sufre percances en legebilidad. Algunos niveles sufren de problemas de fluidez aún cuando la tarjeta gráfica es poderosa, tal como pasa en Xbox 360 o PlayStation 3. La ausencia de vsync, para eliminar el “goteo” de fotogramas, el cursor del ratón que no desaparece ni es igual de ágil con la cámara, y el tope de 30 cuadros por segundo (que no sirve de nada), hacen de esta versión una decepción inapelable.

Si eso es poco, este juego usa Games for Windows Live, uno de los no-tan-buenos servicios que intentan conectar jugadores en línea a cambio de ofrecer una pésima experiencia. De hecho, tuve que reiniciar el juego después que GFWL tuviese que actualizar algunas cosas porque, al parecer, hace tiempo no lo usaba. Es algo pequeño pero no deja de ser una molestia.

Está bien, ya hay un parche no oficial para arreglar a medias un par de cosas como la resolución máxima y el cursor, mejorando en algo la calidad del port, pero así es como Dark Souls llega a tus manos: muy inferior a otras promesas como Darksiders II y el técnicamente superior Sleeping Dogs, además exigiéndote que arregles el juego unos minutos antes de, efectivamente, jugarlo. O sea, si Rage de id Software efectivamente tenía un gran problema, este juego está a otro nivel.

Raya para la suma, de forma irrefutable y objetiva, podemos decir que Dark Souls para PC es el peor port de un videojuego en años, sino décadas. Un claro ejemplo de que NO se debe hacer cuando pasas un juego que nació en consolas a la plataforma popular. Comparto mucho lo que dice Mike Nelson de Gamespy, “es como tener esa bicicleta que pediste para navidad sólo para encontrar que está tan mal ensamblada que apenas te puedes montar en ella“.

Veamos el lado positivo, se siente como si estuvieses emulando una PlayStation 3 en tu PC. Un vistazo al futuro que seguramente podremos replicar de verdad en unos años más.

Volviendo al tema, ¿es esto una joda de From Software? Si el cometido de Dark Souls es hacernos la vida complicada desde que lo instalamos, entonces cumple, pero para el resto que quiere sólo jugar algo de dificultad alta y de calidad es mejor que renten una copia para consola, jueguen allí y punto. Dark Souls es un juego bastante bueno. Difícil, pero bueno. Lo dice Metacritic.

Y si la princesa se viste de harapos… ¿qué pasa entonces?

Si el juego es buenísimo y un desafío de los pocos que hay, haciéndolo único y ganándose el corazón de un nicho muy exigente, ¿hasta qué punto las fallas técnicas pueden hacer que Dark Souls sea una mala experiencia? Evidentes problemas gráficos hacen que el juego se vea mal hasta para el más ciego de todos, GFWL aporta su otro resto, y pedir un control cuando no lo hay es otro dolor de cabeza. Si todo esto va en contra del juego, ¿porqué ahora en Steam es el más vendido abajo de Counter-Strike: Global Offensive?

Realmente no soy quién para tener las respuestas definitivas a esas preguntas, porque el balance entre los aspectos subjetivos y objetivos dependen de cada jugador. Si estas fallas son soportables, cualquiera seguirá feliz de seguir apretando botones hasta el final. En cambio, otros no querrán jugar algo no aprovecha la plataforma ni justifica el precio de venta al tener tantas fallas técnicas, optando por otros títulos. Ambos puntos de vista son tan válidos como hacerle barra al Barcelona o al Real Madrid, tomar Pepsi a cambio de Coca-Cola, y pisar las líneas de la acera en vez de saltarlas.

Piensen que The Elder Scrolls V: Skyrim logró ser un éxito de ventas y un icono de los videojuegos en el último año a pesar de tener detalles y errores, muchos de ellos traídos desde el infame Gamebryo. Otro título del que se esperaba bastante en PC, Crysis 2, fue altamente criticado a pesar de ser un título técnicamente superior a cualquier otro. Pokémon, una franquicia que para nada es vistosa gráficamente pero que vende millones cada vez que hay una nueva versión. Super Meat Boy, un juego que exige dedos finos y se juega mejor con control es también otro éxito.

Personalmente creo que hay ocasiones donde hay tanto valor en la entretención que provoca de un juego que, en términos burdos, te trae a su mundo hasta que te olvidas de los píxeles, la calidad sonora, cuántos botones debes presionar, y del tiempo en el mundo real – quizás también porque no tratan al jugador de “tonto”, penalizándolo por no usar sus mejores habilidades. La satisfacción que debe generar llegar al final de una larga y difícil travesía en Dark Souls, así como ganar una competencia o entender la conclusión de un libro grueso, es algo que seguramente no se puede reemplazar con bonitas gráficas, el dinero del premio o la fama del escritor, respectivamente. Tanto así que hasta la comunidad está arreglando el juego.

Yo optaría por darle mis USD$ 40 a otros juegos que realmente se hayan esmerado en traer un paquete bien hecho en la plataforma popular, porque lo encuentro una mala experiencia, equivalente a pagar una entrada al cine para ver una buena película parado, muerto de hambre, y luego salir sintiéndome falsamente orgulloso.

Y ustedes, ¿qué les ha parecido Dark Souls para PC hasta ahora? Se acepta tirar caca con ventilador turbina de F-16.