Explican existencia de estrellas supermasivas usando aceleradoras gráficas de videojuegos

Explican existencia de estrellas supermasivas usando aceleradoras gráficas de videojuegos

Un equipo de astrónomos de la Universidad de Bonn logró explicar la existencia de estrellas que tienen 300 veces la masa del Sol, el doble de lo máximo que se creía posible.

El 2010 un equipo de astrónomos descubrió, con la ayuda del Very Large Telescope (VLT) en Chile, cuatro estrellas gigantes dentro de la Nebulosa de la Tarántula en la Gran Nube de Magallanes cuya masa superaba ampliamente lo que se estimaba como el tamaño máximo que una estrella podía alcanzar según la mayor parte de las teorías de formación estelar.

Lo que se entendía hasta el 2010 era que las estrellas más masivas podía alcanzar alrededor de 150 veces la masa del Sol –como por ejemplo la estrella HD 269810— sin embargo estas cuatro estrellas gigantes alcanzan a tener 300 veces la masa de nuestro Sol, sin poder encontrarse ninguna otra estrella con similares características. Es más, la mayor de estas estrellas llamada R136a1, por estar dentro del cúmulo R136, es también la mas luminosa, unas 10 millones de veces más que el Sol.

Cabe aclarar que hablamos de masa, no de tamaño. Por ejemplo una de las estrellas más grandes que conocemos del Universo, la VY Canis Majoris cuyo radio es 1.420 el radio del Sol, ‘sólo’ tiene entre 30 y 40 veces la masa del Sol.

Ante el misterio sobre su origen, un equipo de científicos de la Universidad de Bonn ha propuesto una explicación para la existencia de estas estrellas ultra masivas: fueron creadas al fusionarse estrellas mas livianas en pequeños sistemas binarios, o sea, estrellas que giran entre sí en torno a un centro de masa.

Para llegar a su conclusión el equipo, dirigido por Sambaran Banerjee, simuló por computadora el cúmulo R136 estrella por estrella. Alrededor de 170.000 astros con una masa ‘normal’ fueron distribuidos en una simulación que requería resolver reiteradamente alrededor de 510.000 ecuaciones para ir observando su evolución con el tiempo. Lo innovador es que para resolver estos intensos cálculos estrella por estrella, conocidos como “simulaciones directas de N-cuerpos”, usaron potentes tarjetas aceleradoras de gráficos para videojuegos.

“Una vez que realizamos estos cálculos fue claro que estas estrellas ultra masivas no son un misterio”, aseguró Banerjee. “Empiezan a aparecer muy temprano en la vida de los cúmulos. Con tantas estrellas masivas en muy pequeños pares binarios y muy cercanas entre sí comienzan a ocurrir colisiones donde las dos estrellas se fusionan en objetos más pesados. Las estrellas resultantes pueden terminar fácilmente de un tamaño tan masivo como las que uno ve en R136”.

“Si bien hay muchas ecuaciones físicas muy complejas involucradas cuando dos estrellas muy masivas colisionan, la teoría es la más convincente para explicar estas monstruosas estrellas como se ven en la Nebulosa de la Tarántula”, concluye Banerjee. Para el equipo de científicos de la Universidad de Bonn esta explicación los tranquiliza, porque significa que no hay que echar por la borda las teorías actuales sobre la formación de estrellas. Aún.

(CC) ESO

Link: Astronomers crack mystery of the ‘monster stars’ (Phys.org)