Estudio descubre que las hormigas y la Internet tienen mucho en común

Estudio descubre que las hormigas y la Internet tienen mucho en común

Su comportamiento es prácticamente igual que el de ciertos protocolos que se utilizan todos los días en internet.

Deborah Gordon, una profesora de biología en Stanford ha estado estudiando a las hormigas por más de 20 años. Al observar las colonias de estos insectos en su laboratorio, se percató de los particulares patrones en los que las obreras salían a buscar comida; y ante esto decidió llamar a un colega, el profesor de ciencias de la computación Balaji Prabhakar.

Prabhakar, un experto en transmisión de datos, al principio no observó nada raro en los patrones de comportamiento de las hormigas, pero pronto se dio cuenta de lo que estaba sucediendo: “Al día siguiente se me ocurrió, es casi como los protocolos de internet descubren cuanta banda ancha está disponible para poder transferir un archivo comentó. Además agregó: “El algoritmo que usan las hormigas para descubrir cuanta comida había disponible es esencialmente el mismo que el de un TCP (Transmission Control Protocol).”

El TCP es el algoritmo que controla la congestión de datos en internet y es lo que ha permitido que internet crezca de un puñado de usuarios a millones de humanos conectados todo el tiempo.

A grandes rasgos TCP funciona así: A (donde se originan los datos) pasa datos a B. Cuando B recibe el paquete de datos, envía un mensaje de “recibido” hacia A. Aparentemente las obreras hacen exactamente lo mismo cuando buscan comida y la cantidad hormigas que salen del hormiguero corresponde a la cantidad de comida que hay disponible.

Las hormigas que usualmente vemos explorando por comida (esas que andan solas) no regresan a casa hasta no haber encontrado comida, si regresan rápidamente, más hormigas saldrán a trabajar, si se tarda en regresar, es posible que salgan pocas hormigas o que se decida suspender la búsqueda. Este también es el comportamiento de un protocolo con el que seguro te has topado y que se llama “time-out” que es cuando no hay respuesta de un servidor.

Prabhakar escribió un algoritmo para predecir el comportamiento de estas hormigas, que se asemeja al que se utiliza para descubrir la cantidad de banda ancha disponible y dijo, si se hubiera hecho este descubrimiento en la década de los 70, antes de que se inventara el TCP, estas hormigas hubieran influenciado en diseño de internet.

El “Anternet” (hormiganet), como le dicen los científicos, podría ayudar a mejorar el desempeño del internet ya que consideran, las hormigas han evolucionado mucho y la forma en la que trabajan también.

Link: Researchers discover the ‘anternet’ (Phys)