Esto necesitas saber al comprar un PC para: Ofimática

Esto necesitas saber al comprar un PC para: Ofimática

por

En esta nueva mini-sección les presentaremos recomendaciones para fijarse en las piezas más importantes a la hora de buscar (y/o armar) un buen equipo.

En esta nueva mini-sección les presentaremos recomendaciones para fijarse en las piezas más importantes a la hora de buscar (y/o armar) un buen equipo. Para quienes están recién empezando a cotizar, o apenas pensando en comprar uno, esta serie de artículos les debería despejar la mente a la hora de elegir un buen equipo que cumpla con lo que piden en vez de vivir frustrados.

Ofimática / Hogar

Creo que no me equivoco cuando hablo de uno de los tipos de equipos más comunes en el mundo. Mal que mal, en toda casa y oficina con un escritorio hay por lo menos uno, tal como lo profetizó Bill Gates. Exactamente con este tipo de equipos comenzaremos esta serie de artículos.

Un equipo hecho para ofimática… ¿Debería ser simple de comprar, no? En teoría sí, el equipo será usado por alguien que tecleará bastante frente a la pantalla usando programas tipo Microsoft Office y similares, a lo mucho distendiéndose con Facebook, o como el ayuda-tareas en la casa para luego convertirse en enciclopedia y biblioteca de fotografías a la vez. Considerando lo anterior, creo que ya tenemos un “perfil” de lo que esperamos que haga.

Perfil del equipo

  • Este equipo no va a andar corriendo programas de última generación, sino programas poco exigentes, lo que permite abaratar los costos.
  • Debería correr sin problemas Microsoft Office, LibreOffice, un navegador en Internet y programas parecidos.
  • Debería ser cómodo para trabajar o escribir durante largas horas.
  • Podría correr alguno que otro juego que no exija “tanto” o en “calidad baja”.
  • Obviamente, deberíamos tener conectividad básica.

De acuerdo a eso, ya sabemos en qué deberíamos centrarnos a la hora de elegir o armar uno.

Buenos periféricos

Me van a matar, pero es técnicamente y prácticamente cierto: como es para ofimática y el hogar, lo importante es ocuparlo y no salir con dolor en alguna parte después de un par de horas. Buenas sillas, con buen respaldos, apoya muñecas y por supuesto una pantalla grande para tener mayor campo visual debería elevar esa productividad que tanto tu jefe (o profesor) desea. Esto debería primar por sobre cualquier otra cosa, como unos buenos altavoces o el número de conexiones USB que pueda tener el equipo. Mal que mal, a nadie le gusta las pantallas pequeñas donde los elementos apenas caben, ni mucho menos terminar con el trasero cuadrado, lumbago y un dolor de hombros.

Masahiko OHKUBO – Flickr (CC)

Podríamos agregar a la ecuación una impresora, y una webcam, en caso que no incluya. El escritorio donde se posará también debería ser cómodo y aprovechar bien el espacio, mal que mal va a ser lo que soportará el equipo y todo el resto de cosas anexas.

También podríamos considerar, para evitar armarlo uno mismo, salir a comprar uno de esos “All-In-One” o “Todo en uno” que están disponibles en el mercado y que han logrado ser buenas preferencias por su tamaño – no así por la cantidad software basura instalado, que te casa con un buen día ocupado con limpieza. Claro, sería un pecado pedir la flexibilidad y precio-por-desempeño de un equipo armado, pero aquellos con el espacio contado en centímetros no tienen otra opción al lado de los portátiles y los carísimos iMac. Personalmente prefiero seguir la guía sobre cómo armar un PC que gastar más billetes en algo ya armado.

Respecto a la conectividad, todo esto depende bastante del lugar donde esté el equipo y las posibilidades de conexión a Internet. Por lejos los cables son lo más apropiado, rápido, seguro y estable a la hora de conectar un equipo de escritorio, sin embargo es posible considerar una tarjeta WiFi aparte por si tienden a cambiar mucho la posición de los muebles.

Mucho disco duro

Como usualmente los equipos hogareños tienden a servir como el equipo de muchos usuarios, mantener la información resguardada de cualquier pelmazo manitos de hacha es casi una obligación. Usualmente este tipo de equipos no son manejados por un grupo de competentes técnicos informáticos, así que es posible que al rato ya almacene grandes cantidades de datos y programas sin razón aparente. Si les contara cuánto pukeware me he encontrado en equipos compartidos, necesitaría esta vida y otra para terminar.

Tener dos discos duros sería una muy buena idea para mantener organizado y segura la información. Mientras uno barato se encarga del sistema operativo, otro de mayor calidad y espacio se encarga de mantener los archivos y los datos de los usuarios – hay una guía en LifeHacker muy buena para mantener los datos a salvo. Bueno, tener más de uno es medianamente prohibitivo con el precio actual de los discos duros, así que una opción lógica por precio sería particionar un disco de gran tamaño.

Otra opción más sana sería ir a por los pendrives de gran tamaño: simplemente le “regalas” uno a cada usuario que ocupará el equipo y listo. 16GB deberían ser muy asequibles para llevar a cualquier lugar mientras se limita la cuota de espacio de cada usuario para forzarlos a usar estos medios – o por lo menos al más conflictivo de todos.

En resumen

Lo Importante: Comodidad y espacios de los periféricos
A considerar: Almacenamiento
El costo: Relativamente bajo, tipo USD$400~500

Nota aparte: Usualmente me he topado con equipos que tienen un gran problema, especialmente cuando múltiples personas lo comparten: Muchos programas instalados. La degradación en rendimiento que se provoca se puede apalear colocando más memoria RAM. 4GB pueden ser suficiente hoy en día, pero si estamos frente a personas que instalan todo lo que encuentran, 8GB podría ser una aceptable opción. De hecho tenemos una guía que explica en qué fijarse antes de comprar una memoria RAM, aunque para un equipo de hogar más vale el tamaño que la velocidad.

¿Qué consideras tu para realizar un buen equipo para la oficina o el hogar? También pueden comentar en nuestro foro.