En duda la efectividad de la ley antidescargas de Francia

En duda la efectividad de la ley antidescargas de Francia

La nueva ministra de Cultura francesa cree que la Ley Hadopi no está siendo cumpliendo su objetivo de aumentar la oferta legal de contenidos en la Red, y además critica que es muy cara: Cuesta 12 millones de euros anuales al país.

La polémica Ley Hadopi, la hermana francesa de la española Sinde en cuanto a antidescargas de Internet se refiere, vuelve a ser el centro de atención en el país galo, esta vez por las críticas que ha recibido de parte de la actual ministra de Cultura francesa, Aurélie Filippetti.

Para la titular de Cultura del nuevo Gobierno francés, la Ley aprobada durante el mandato del presidente Nicolás Sarkozy, no está cumpliendo con su misión de fomentar la oferta legal de contenidos en Internet, ni mucho menos con su “cruzada antipiratería”, tal como expresó en una entrevista publicada por la edición digital de la revista “Nouvel Observateur”:

“La Hadopi no ha cumplido su misión de desarrollo de la oferta legal. En el aspecto financiero, 12 millones de euros anuales y 60 efectivos es caro para enviar un millón de correos electrónicos”.

Y es que aunque hace unos meses vimos un informe en el cual las autoridades francesas que aseguraban que desde que se aplica la Ley Hadopi se redujo en un 29% el acceso a sitios de descargas ilegales, y bajó en 66% el tráfico de archivos compartidos “ilegalmente”, las cifras de ventas de contenidos no mejoran, sino lo contrario: 2011 significó un retroceso de un 3.9% en la industria del cine, y un 2.7% en la musical francesas.

Recordemos que la Ley Hadopi contempla dos amonestaciones escritas a los usuarios que se compruebe están realizando descargas ilegales de Internet, acción que realiza la “Autoridad de Protección de Obras en Internet” que además de encargarse de localizar a los piratas digitales, debe enviarles hasta dos correos electrónicos de advertencia. Si el usuario no desiste en su actividad ‘ilegal’, dicha oficina debe tramitar la solicitud para que un juez pueda cortar la conexión a Internet del usuario.

“La suspensión del acceso a Internet me parece una sanción desproporcionada para el objetivo que se persigue”, señaló Filippetti a respecto.

La ministra francesa de Cultura dijo que ha encargado al expresidente de Canal + Pierre Lescure la elaboración de un informe sobre los desafíos de la explotación cultural en la era digital, y que hasta que no tenga esos resultados en la mano, no tomará una decisión respecto a Hadopi, pero en vista de sus críticas podríamos pensar que la ley antidescargas propuesta y aprobada por el Gobierno de Sarkozy está condenada a muerte.

Falta ver qué fórmula proponen entonces las autoridades de cultura de Francia, que si realmente se concentran en buscar soluciones para aumentar la oferta legal y económicamente accesible de contenidos en la Red, serían merecedores de nuestro reconocimiento, ¿no crees?

Link: El Gobierno de Hollande pone en duda la ley antipiratería de Sarkozy (20 minutos)