Crece la tensión en el caso Apple vs Samsung

Crece la tensión en el caso Apple vs Samsung

Abogados comienzan a perder el decoro y la decencia en una nueva jornada de alegatos.

Como niños malcriados se comportan los abogados de ambas empresas que en todo momento tratan de fastidiarse mutuamente, aparentemente, por el puro placer de hacerlo.

Al final de lo que ha sido una larga, muy larga semana de litigios — sobre todo para la Jueza Lucy Koh que tiene que soportar a los abogados — el defensor legal de Samsung John Quinn intentó bloquear a su homónimo de Apple, Bill Lee para que este ultimo no pudiera entregarle un documento al jurado.

Todo ocurrió mientras Quinn presentaba sus argumentos a la jueza Koh y mientras lo hacía sutilmente le deslizó al jurado una referencia sobre una orden que le prohíbe a Samsung vender ciertos artículos, esta orden fue emitida antes del juicio y además le prohibió a las dos compañías discutir este tema delante del jurado.

A esto, la juez Koh dijo: “Esto no es correcto” y Quinn respondió: “Me disculpo su Señoría” a lo que Koh refutó: “Me cuesta creer esto haya sido un error no intencionado”.

Al final la jueza permitió que pasara la evidencia, solo para mostrarle al jurado lo tenso que ha sido el juicio y es que, fuera de la corte y fuera de la vista del jurado, ambos abogados se acusan, se difaman y se calumnian.

Así como en las series policiacas, las cortes Norteamericanas son casi iguales, solo que en la TV agregan mucho dramatismo. Usualmente los litigantes procuran tener cierto decoro ante el juez, pero no en este caso donde incluso, la misma Lucy Koh ha tenido que regañar y poner en cintura a los abogados.

Koh piensa que, si ambas compañías se comportaran como adultos y dejaran de acusarse la una a la otra, probablemente ni siquiera había un juicio, pero lo hecho, hecho está.

Este juicio se ha convertido en un “Celebrity Trial” estilo Sillicon Valley y es que, ni Lindsay Lohan o Paris Hilton han acaparado tanta atención como estas dos grandes empresas de la tecnología.

Se cree que si Apple gana, ésta podría bloquear totalmente a sus competidores y quedar com ola única gran dueña de la siguiente generación de cómputo móvil. Si Samsung gana, sería un revés importante y probablemente muchas empresas se animen a llevar a la “manzana” a la corte.

El juicio lleva ya dos semanas de alegatos y se espera que continúe por lo menos hasta finales de agosto.

Link: Courtroom tension boils in Apple-Samsung showdown (Reuters)