Accionistas de Texas Instruments exigen a la empresa abandonar los procesadores móviles

Accionistas de Texas Instruments exigen a la empresa abandonar los procesadores móviles

Grandes fondos de inversión se han alineado para pedir que la compañía se enfoque en otras áreas donde no enfrenta mayor competencia.

El éxito de sus competidores, la irrupción de nuevos actores y la baja adopción por parte de fabricantes relevantes que ha mostrado en el último tiempo ha hecho que los accionistas de Texas Instruments digan basta. Una amplia facción de ellos han visto la importancia de abandonar ahora el mundo de los procesadores móviles, y se han puesto de acuerdo para exigirlo a la compañía, pidiendo que se enfoque en la fabricación de otros chips en áreas en que no tienen mayor competencia.

No hablamos de gente con pocas acciones. Acá estamos ante una gran cantidad de fondos mutuos y de inversión que están exigiendo la drástica medida. Actores que tienen cientos de millones de dólares puestos en una empresa que parece estar estancada y con un futuro algo complicado, y cuyas decisiones podrían afectar severamente el precio de sus acciones.

La verdad sea dicha, los fabricantes más importantes que portaban en su interior procesadores OMAP han comenzado a ir a la baja, reduciendo sus pedidos a esta empresa. Entre ellos, los casos más emblemáticos son los de Nokia y RIM… Esta última basando la producción de sus productos actualizables a su próximo sistema operativo, BB10, en plataformas Texas Instruments. Esto supondría una posible complicación para sus planes de desarrollo, aunque estamos seguros que un cambio de esta envergadura también contempla más posibles procesadores como base.

Eventualmente, si la empresa decidiera deshacerse de su pata móvil, no faltarán compradores. LG y Huawei suenan como las cartas más factibles para hacerse del expertise de TI.

Link: Analysis: Texas Instruments investors want wireless pull back (Reuters)