¿Qué es el "cuello de botella" en un PC?

¿Qué es el "cuello de botella" en un PC?

por

Te explicamos porqué este factor limita el rendimiento de tu computadora.

Es un término que escuchamos regularmente entre los usuarios expertos y los no tanto, sin embargo, puede que algunos se hayan perdido la reunión donde se pusieron de acuerdo para establecer qué significa el "cuello de botella", en relación al área de los PCs.

Básicamente, hablar de cuello de botella es síntoma de tener un equipo desbalanceado, es decir, con un componente que no rinde a la par del hardware que lo acompaña, limitando el rendimiento de la máquina en general. Este fenómeno se ve en mayor medida en equipos de escritorio, especialmente aquellos armados a mano por alguien que no escogió bien las partes.

Por ejemplo, podemos decir que hay cuello de botella cuando tenemos una plataforma con tarjeta gráfica NVIDIA GTX 680 y procesador Pentium G620: en este caso, la VGA no va a poder rendir todo lo que corresponde debido a que la CPU no la acompaña, es decir, no es capaz de procesar suficiente información como para permitir el paso de todo el flujo que puede generar la GTX 680. Por esa limitante en la vía, que es más angosta de lo que se requiere, es que se habla de "cuello de botella"

Gráficamente, podemos ver el fenómeno si establecemos que la VGA NVIDIA es la que genera tráfico alto de información, y se ve frenada por el angosto camino que le permite el Celeron:

Entonces, vemos que el resultado final es el paso de dos flechas, siendo que la GTX 680 puede generar cuatro. Es como usar un Ferrari con neumáticos de mala calidad.

Ahora, ¿cuál es el problema de esta situación? Como es de imaginarse, lo peor de todo es que perdemos dinero. Porque si armamos mal la computadora y compramos una tarjeta de video buena, pero la ponemos a la par de un procesador malo, habremos tirado a la basura lo que gastamos en gráficos, ya que nos limitamos por el rendimiento del componente más bajo, que es la CPU.

Cabe destacar que el ejemplo de la CPU con los gráficos es sólo uno entre tantos, ya que el fenómeno es un concepto en general que se puede repetir con toda clase de componentes: malas memorias RAM, fuente que otorga energía insuficiente o de mala calidad, y un largo etcétera.

Además, esto se aplica en situaciones cuando exigimos la computadora en tareas que ponen a prueba todo ámbito del hardware, es decir, cuando todo anda al 100%, como es el caso de juegos 3D. Sin embargo, al ejecutar algo específico, por ejemplo, un software para procesar audio o video, utilizamos sólo la CPU y RAM, por lo que tener gráficos indecentes da igual: la carga total se la llevan otros componentes y la presencia de una GPU que no esté a la altura no importa, puesto que en tareas específicas, de todas formas el chip iba a estar en reposo.

Pero esto se aplica sólo al caso de la CPU y los gráficos, por lo que si somos un tipo de usuario que exige su PC en varios escenarios, mejor no arriesgarse y construir una máquina equilibrada, evitando los cuellos de botella y fijándose en escoger bien cada uno de los componentes del PC, ya que es mejor gastar tu dinero en piezas que sean parejas entre sí, que ahorrar comprando partes de mala calidad con el fin de adquirir una sola de gran rendimiento, la que de todas formas no subirá el desempeño de la máquina en general, producto del cuello de botella.

También pueden comentar en nuestro foro.