Plex: Una buena forma de transmitir tus videos y música

Plex: Una buena forma de transmitir tus videos y música

por

¿Qué pasa si tengo muchas películas, series, en distintos formatos, y varios dispositivos donde quiero verlos? Plex puede ser una buena opción si no abusas de ella.

Hace tiempo que personalmente andaba buscando un software que permitiese expandir las posibilidades del útil pero escuálido protocolo DLNA de Windows. Y me topé con Plex, una buena aplicación para los que exigen bastante pero no tanto. Aquellos que buscan manejar una biblioteca de medios de forma organizada y sin tanta vuelta, podrían echarle una mirada.

En busca de un servidor multimedia

La idea de un servidor multimedia es muy simple: un centro encargado no sólo de almacenar todo el contenido multimedia como películas y música, haciéndolo disponible sin importar qué estés usando, sino también encargado de transmitirla a esos dispositivos. Estos suman y siguen: la televisión “Smart” que está de moda, los teléfonos de cada, tablets si alguien tiene uno, notebooks que vienen y van, los equipos de escritorio, las consolas de videojuego, y otros Set-Top-Box. En fin, casi todo lo que tenga WiFi o un cable de red.

DLNA es un protocolo de red que permite transmitir contenido de un lugar a distintos lugares – por ponerlo simple. El problema es que la versión varía de dispositivo en dispositivo, como pasa con Windows. Aunque puede transmitir e incluso controlar tu televisión para mostrar un video (DMR), no soporta subtítulos, mientras que otros software sí lo hacen a costa de no tener DMR, o no ser muy amigables con mostrar la biblioteca organizada.

Aquí es cuando entra Plex, un servidor multimedia gratuito que está ganando bastante popularidad en el medio por varias cosas. Primero, tiene un sistema de metadatos que permite de forma fácil darle “estilo” a los medios que tienes en tu dispositivo. Si tienes una serie en tu equipo con sólo el nombre, Plex se encarga de añadir la portada, rating, actores, sinopsis, etcétera. Si se equivoca, puedes elegir entre las que más se parecen.

Puedes ver la biblioteca multimedia compartida en el propio navegador (pero no reproducirla).

En segundo lugar, donde gana por sobre otros clientes DLNA, es que transmite algo así como “bajo su propio protocolo además de DLNA”. En otras palabras, desde la versión 9.6.1 que no es necesario tener la aplicación “Plex” metido en la computador, televisión o móvil para ver medios. Si la televisión soporta DLNA – algo muy común hoy en día – entonces podrá ver los medios que Plex indexa en el equipo sin necesidad de instalar algo, y así mismo con el resto de dispositivos.

Entre eso o buscar una forma de mantener todo organizado, no hay por donde perderse.

Plex parece buena opción…

Plex es una buena elección si buscamos simpleza. El servidor funciona en segundo plano y está disponible para servir medios desde un equipo sea Mac, Windows o Linux, y con este último me refiero a Ubuntu, Fedora/CentOS y ReadyNAS (de Netgear) entre otros. Se instala en un rato, tarde otro en indexar el contenido multimedia – especialmente si tienes muchos archivos – y está disponible inmediatamente para usar.

Así se ve el Reproductor de Medios Plex, nada mal.

Al otro lado de la ecuación, quienes piden y reciven deben ser por lo menos compatibles con DLNA. Google TV y televisores Samsung o LG tienen la opción de ver medios con Plex App, una aplicación de pago, así mismo con aparatos bajo iOS y Android, además de otros equipos. Como Windows 7 ya incluye DLNA, es fácil leer los medios almacenados con el Reproductor de Windows.

Si me siguen, entenderán que Plex tiene muy buena conectividad. Más aún si contamos con myPlex, una cuenta en línea que se encarga de compartir los medios que tienes en un equipo a través de Internet e incluso con otros usuarios. Obviamente el requisito es tener el servidor (y el equipo) prendido, algo que no debería ser un dolor de muela contando que usualmente ocupa 60MB en memoria.

.. hasta que hay que transcodificar

Plex hace todo muy bien excepto por una cosa muy particular: transcodificar. Pensemos en que los dispositivos destino tienen distintas formas de manejar el contenido que reciben. Por ejemplo, una televisión en alta definición no se despeina al recibir un MKV con video H.264 y audio AAC. Pero mara transmitir un formato no-nativo Plex debe transcodificarlo antes de enviarlo de forma constante. Aquí es cuando Plex hace un trabajo aceptable, pero no mejor.

El problema radica bastante en el formato a transcodificar. Mientras algunos formatos no presentan problemas para transmitir, como por ejemplo un video en FLV a un iPod Touch, otros de alta definición y con códecs medios raros sufren bastantes problemas. En múltiples experiencias personales en varios dispositivos he notado que el transcodificador de Plex se vuelve loco y se pone lento con películas que, en teoría, soporta parcialmente el aparato. Otras veces se poner algo así como “o transcodifico todo o nada”. Eventualmente ese todo consume mucho recurso del servidor y terminas con una película cortándose a cada rato.

Así mismo, intentar desplazar el medio después o antes se torna algo muy difícil en varios dispositivos. En otras ocasiones el audio viene con gran desfase. En esas ocasiones es mejor transcodificar de antemano manualmente todo antes de reproducirlo con algún otro programa y así para evitarse estirones.

Está bien, Plex hace un buen trabajo intentando transcodificar varios medios al formato que es “leíble” por el destino, pero no esperen magia, mucho menos cuando múltiples dispositivos están accediendo al servidor de forma simultánea, transcodificando. Aunque los requerimientos mínimos para transformar material en alta definición sean “Core 2 Duo y 2GB de RAM”, el equipo debe ser más potente que algo comprado hace 4 años atrás.

Otro punto son los canales de Plex, o plugins. En algunas dispositivos funcionan bastante bien, en otros no tanto. Por ejemplo, en Android e iOS se instalan fácilmente los canales, y funcionan muy bien, pero no todos. En iOS instalé YouTube pero se negó a funcionar, al contrario de lo que pasó con Apple Movie Trailers. En un televisor Samsung las trailers de las películas no se reproducen. Slvo la detección de la biblioteca de iTunes, los canales de Plex son una linda oportunidad desperdiciada, más aún si la gran variedad de canales están disponibles ya de forma nativa en los dispositivos – ¿Para qué instalar YouTube si en iOS ya está? – y el resto se pierde por ser contenido enfocado en norteamérica.

¿Uso Plex o no?

Particularmente lo recomendaría a la gente que tiene muchos aparatos, especialmente (pero no limitado a) fuera de casa, y está dispuesta a dejar prendido el servidor Plex para ver películas o series en otro lugar, más aún si se trata de hacerlo a través de Internet gracias a myPlex. Mal que mal, Windows y otros servidores DLNA hacen un buen trabajo enviando medios a otros dispositivos al menos que necesiten subtítulos o transcodificar. En ese caso, hay otras opciones gratuitas que son dignas de probar, como TVersityPS3 Media ServerMediaTomb, etcétera. Esperar más de Plex, a estas alturas, es un pecado.

Y respecto a transcodificar, siempre va a ser más seguro pasarlo a un formato medianamente universal si por ahí tenemos un destino que no acepta “todo”. MKV puede ser la opción hoy en día, o bien un MP4 – Handbrake hace muy bien el trabajo – para videos cortos y largos, pero es algo que debería hacerse si tienes problemas con Plex. Caso contrario, y si alguien no entiende esas herramientas, probablemente lo mejor sea pedirle a alguien que lo haga o esperar a tener el Blu-Ray. Mucho más si el servidor es una alpargata mono-núcleo que sólo funciona para jugar solitario.

¿Qué servidor de medios usan ustedes? También pueden comentar en nuestro foro.