NB Ranquin: Los 10 mejores juegos de superhéroes

NB Ranquin: Los 10 mejores juegos de superhéroes

Desde Wolverine hasta los héroes creados por Ken Levine y su equipo, todos han tenido su espacio en los juegos de video.

Superhéroes, videojuegos… el mundo del comic ha estado bien ligado al de los juegos, pero especialmente ahora cuando las películas basadas en las creaciones de DC y Marvel se han vuelto super masivas y están en boca de todos. Sin embargo, desde la época de la clásica NES que los juegos basados en superhéroes dan que hablar: algunos de bastante buena calidad como la mayoría de los que salieron para las consolas de 16-bits, otros que sencillamente son un despropósito.

La siguiente es una recopilación de los que para nosotros son los mejores juegos basados en superhéroes. Sin un orden particular, aunque especificando cual creemos que es el mejor que se ha hecho jamás.

The Adventures of Batman & Robin

(SNES, 1993)

Basado en la popular serie de TV de principios de los noventa, este título de Konami recreó casi de manera perfecta tanto el estilo como la ambientación general a medias entre lo colorido y los tonos más oscuros. El juego era una mezcla de plataformas, combate y acción, donde aparecían varios de los villanos clásicos de Batman que se servía de la ayuda del buen Alfred y de Robin. Mención especial para la batalla con el Joker sobre la montaña rusa, que además utilizaba el famoso “modo 7” de la SNES para rotar los escenarios.

Spider-Man and Venom: Maximum Carnage

(SNES, Sega Genesis/Mega Drive, 1995)

Una de las grandes gracias de Maximum Carnage fue estar basado en arco argumental del mismo nombre del comic, incluso con algunas cutscenes tomadas directamente de las ilustraciones originales. Fuera de eso, el título era un beat ’em up de movimiento horizontal donde se podía controlar a Spider-Man o a Venom, y también habían cameos de otros superhéroes de Marvel. El color rojo del cartridge de SNES le daba un toque especial a la colección, entre tantos cartuchos grises de la época.

Captain America and The Avengers

(Arcade, 1991)

En los tiempos que Avengers no eran tan populares como hoy ni Scarlett Johansson no era la actriz mejor pagada del mundo, Data East sacó un título de un género que era bastante frecuente ver en los arcades. Este beat ’em up podía ser jugado por hasta cuatro jugadores de forma simultánea, cada personaje tenía diferentes ataques principales (rango o cuerpo a cuerpo), y las onomatopeyas “snap”, “wtak”, “whhp” estaban a la orden del día con cada golpe que se daba.

Marvel vs. Capcom 2

(Arcade, Dreamcast, PlayStation 2, Xbox, 2000)

No por nada ha sido considerado uno de los mejores juegos de pelea de la historia. Tal vez para los más puristas haya sido un crimen la simplificación de algunas rutinas de ataque, pero fuera de eso, todo mundo se maravilló por lo conseguido por Capcom. El elenco cuenta con 56 peleadores (divididos perfectamente entre las marcas), y la versión de Dreamcast fue la más alabada de todas e incluso fue la base para la conversión a Xbox 360 y PlayStation 3, gracias a su similitud con la edición para arcades.

Spider-Man 2

(PC, Xbox, Gamecube, PlayStation 2, 2004)

Basado en la segunda película de Spider-Man protagonizada por que malote Tobey Maguire, es a la fecha el título de Spider-Man con mejor promedio en Metacritic. Uno de los aspectos más alabados del juego fue su enfoque sandbox que incluye una Manhattan de gran tamaño, y como en todo juego del género, además de cumplir las misiones principales se pueden ir por la ciudad y jugar a destruir todo, aunque en este caso sea todo lo contrario. Un imperdible de la generación pasada.

Batman Returns

(NES, SNES, 1992)

Hubo varias versiones de este juego, pero las de las consolas caseras de Nintendo de la época fueron las que se llevaron el premio. Ambos juegos eran básicamente un “Batman versus el mundo” de avance lateral, aunque con algunas diferencias jugables importantes. Obviamente que la edición de NES era más sencilla en general, pero no dejaba de ser un excelente juego en su género y con buenas posibilidades en cuanto al combate y el uso de los gadgets. Por su parte, la versión de SNES tenía una presentación soberbia, destacando el gran tamaño de los personajes y la variedad en el diseño de los niveles.

Freedom Force

(PC, 2002)

Freedom Force es un caso raro dentro de esta lista. Primero, porque se enmarca en el género de los RPG tácticos, y porque no está basado en ningún universo conocido. De hecho, los héroes y personajes de este juego corrieron por cuenta de Irrational Games… sí, los mismos de BioShock. El objetivo principal era defender la ciudad de Patriot City, y para ello nada mejor que ponerse al mando de un variopinto grupo de héroes con nombres tan notables como Minuteman o El Diablo. Actualmente, se puede encontrar en Steam por la módica suma de USD $3.87.

Spider-Man: Shattered Dimensions

(Xbox 360, PlayStation 3, Wii, 2010)

Este fue el debut de Beenox en las lides del hombre araña, y lo cierto es que cumplió con creces y dió más de lo que mucha gente esperaba. Utilizando cuatro universos del hombre araña, Parker se pasea por variadas locaciones y se enfrenta a diferentes enemigos, aunque siempre con un objetivo en común. El combate funcionaba bastante bien, el aspecto visual del juego fue notable en todas sus versiones, tanto así que pocos fanáticos del personaje podrían quejarse de una entrega que definitivamente estuvo a la altura de lo que es el hombre araña.

X-Men Origins: Wolverine

(Xbox 360, PlayStation 3, PC, 2009)

Quizás la película no haya sido lo que se esperaba, pero afortunadamente el juego está a la altura e incluso superó las expectativas de muchos. De hecho, los parecidos con el film parten con el título y terminan con la apariencia de Hugh Jackman; el resto, una versión mucho más sangrienta y fiel a lo que sería golpear a humanos con las garras del Guepardo Wolverine. El juego en su sabor Uncaged Edition corrió por cuenta de Raven, tenía bastante gore, y por fin se pudo justificar el sistema de regeneración automática tan común en los juegos de hoy en día. Si no les gustó la película, probablemente les guste más el juego, algo totalmente bizarro a día de hoy.

Batman Arkham Asylum – Batman Arkham City

(Xbox 360, PlayStation 3, PC, 2009-2011)

Rocksteady definitivamente reivindicó al personaje en los videojuegos gracias a la serie Arkham, los mejores juegos de superhéroes que se hayan creado jamás. Arkham Asylum sorprendió a todos con una historia muy bien elaborada en la que Bruce Wayne tiene que pasearse por el loquero de Gotham tratando de frenar cierta locura, mientras que en Arkham City da un giro hacia el género sandbox y pone a Batman en el medio de la sección de la ciudad que ahora es una prisión. Los valores de producción son impecables, ambos guiones están muy bien desarrollados, y la cantidad de guiños y detalles que se incluyen del universo del hombre murciélago son para abrumar incluso a los más fanáticos de Batman. Innegablemente, son el equivalente a la serie Dark Knight de Christopher Nolan en el cine.

Bonus Track

Superman 64

(Nintendo 64, 1999)

No tiene nada que hacer en la lista de los mejores, y por eso lo incluímos. Superman 64 fue un completo desastre a todos los niveles, excepto en el de las ventas donde no le fue tan mal. El juego era tan terrible que hasta rayaba en lo ridículo (imposible olvidar los “puzzles” de Lex Luthor), y técnicamente se debatía entre lo horrible y lo nefasto, aún cuando la consola era técnicamente de lo más potente que había en el mercado de la época. Un fiasco total, pero de esos que se recuerdan con algo de cariño.