Ley de los "tres strikes" redujo la piratería a la mitad en Nueva Zelanda, según la industria

Ley de los "tres strikes" redujo la piratería a la mitad en Nueva Zelanda, según la industria

La asociación de estudios de cine no envió ninguna advertencia de "strike", y afirma que el proceso para hacerlo es demasiado caro.

El año pasado se implementó en Nueva Zelanda la Copyright Amendment Act, ley que establece que cuando se detecta a usuarios de internet subiendo material con copyright, se les envía primero dos advertencias a través de su ISP, y a la tercera son citados a un Tribunal del Copyright, donde pueden ser multados por altas cantidades.

Después de la implementación de este sistema, la Federación Contra el Robo de Copyright del país entregó un informe al gobierno señalando que la reproducción ilegal de las 200 películas más vistas por los neozelandeses bajó de 110.000 en agosto del año pasado, a 50.000 en septiembre de 2011, una caída de más de 50%.

Como suele suceder con estos informes, los datos pueden observarse desde distintos puntos de vista. Aunque la ley implementada el año pasado indica que deben enviarse dos advertencias y luego una citación, lo cierto es que los estudios han enviado hasta ahora un total de cero de estos mensajes. Puede que la baja se explique simplemente porque se generó temor entre los usuarios ante la posibilidad de altas multas.

Aún con la fuerte baja revelada por el informe, la Federación dice que tendrán que comenzar a mandar advertencias a la gente (más que las cero que llevan hasta ahora), pero se quejó de que el precio que tiene mandar cada uno de estos mensajes es demasiado alto. Los estudios deben pagar a los ISP alrededor de USD$20 por cada advertencia, cifra que quieren reducir.

También la asociación de la industria musical de Nueva Zelanda, RIANZ, afirmó que para terminar con la piratería tendrían que mandar unas 5.000 advertencias mensuales, desde las 2.766 que enviaron entre octubre de 2011 y abril de 2012. Para eso, el precio de cada mensaje tendría que bajar a unos USD$1,5.

Por el otro lado, los ISP alegan que el precio de enviar cada mensaje debería subir a USD$80 aproximadamente, asegurando que han tenido que gastar más de medio millón de dólares en instalar el sistema de los "tres strikes" en sus redes, pero que sólo han enviado 1.238 mensajes desde que comenzó a operar, lo que no justifica los costos.

Adicionalmente, ni los estudios de cine ni los sellos discográficos parecen muy interesados en perseguir a la gente en tribunales, ya que aunque tres ISP reportaron tener gente en el "tercer strike", ninguno de los clientes fue llevado a juicio.

Link: Studios: Movie piracy halved after sendig zero infringement notices (TorrentFreak)