Lecciones de un gigante con alma de startup

Lecciones de un gigante con alma de startup

Google posee una cultura corporativa llena de elementos perfectamente aplicables en todo tipo de organizaciones. Descubra los detalles que marcan la diferencia.

Hace unos días, caminando por un parque en Nueva York vi a un empleado de Google –un Googler– con un tatuaje del logo de su empresa en la espalda. Inmediatamente me pregunté, ¿cuánto pagaría un gerente para que sus empleados se tatúen el logo de su empresa? ¡Ése si que es compromiso! No es coincidencia que Google sea un referente en innovación y emprendimiento, y que este año haya obtenido el 1er lugar en el ranking del mejor lugar para trabajar.

Oficinas con espacios para jugar y descansar, comida gratis de primer nivel, seguros y masajes, la posibilidad de llevar tu perro a la oficina o ir a ver un cantante en las oficinas de YouTube, es lo que se escucha y se lee sobre Google en blogs y libros. Todo eso es cierto, y diría que incluso es mucho más. Pero alguien podría preguntarse, ¿qué sentido tiene analizar y compararnos con una empresa con que tiene más de 35.000 empleados y más de US$ 45.000 millones en la caja, si eso está tan lejos de nuestra realidad?

Si bien es cierto que Google ofrece algunos privilegios que sólo se pueden implementar en empresas de esta escala, lo verdaderamente relevante y que hace única y especial a esta compañía, es una cultura corporativa llena de elementos perfectamente aplicables en todo tipo de organizaciones. La oportunidad de hacer una pasantía en la oficina de Google en NY me ha hecho valorar un sinfín de detalles que marcan la diferencia y que quisiera compartir con ustedes.

1. Saber atraer, retener y hacer producir a las mejores personas: Google tiene muchos competidores, en distintos mercados, y varios de ellos son rivales fuertes. Sin embargo, a mi jucio, la batalla más dura que libra Google, es por el talento. Quien gana esa batalla, por añadidura, ganará en los mercados donde compita.

2. El talento atrae al talento. A la gente capaz le gusta trabajar donde hay gente capaz. Los procesos de selección son rigurosos y se contrata a personas que sean apasionadas por lo que hacen (además, si no lo fuesen, no rendirían rodeados de tanta distracción). Estas personas, buscan trabajar en un lugar en el cual se puedan realizar profesionalmente, donde haya oportunidades y se sientan identificadas con la misión y los valores de la empresa. Sobre todo, a estos intraemprendedores le gusta tener libertad y espacio para crear. Acá se adhiere a la consigna “dale libertad a tu equipo, y déjate sorprender”. El equipo responde con trabajo y responsabilidad, fluye la creatividad y aumenta la productividad. Muchas veces las mejores ideas vienen de los empleados: todas las ideas son bienvenidas, y además, se trabajan en equipos mutidisciplinarios y diversos.

3. Tener una misión ambiciosa y valores claros que estén alineados con los usuarios y clientes. “Organizar la información del mundo, hacerla útil y universalmente accesible” es la misión de Google. Es amplia, ¿no? Así da espacio a todos para pensar en grande, crear e innovar. Además, internamente se usa el motto “don’t be evil” expresando un valor que está en el ADN de la cultura de Google, y que trata sobre hacer lo correcto y pensar en el usuario. Alinear una misión ambiciosa, los valores corporativos, y los intereses de los usuarios pareciera “obvio”, ¿no? Pero si uno se fija, muy pocas empresas lo hacen y son coherentes con ello.

4. Mantener la empresa joven como una startup. Esto significa crecer pero teniendo una estructura lo más liviana posible, poco jerárquica, mínimamente burocrática y sobre todo gerentes accesibles. Los espacios de trabajo, aparte de ser ambientados muy creativamente, son abiertos y todos pueden interactuar libremente (no he visto una sola oficina individual cerrada). Y una de las cosas que más me ha gustado: una vez a la semana todos los empleados están invitados a una reunión con los fundadores donde se presentan proyectos y se pueden hacer preguntas directamente a Larry y Sergey, al igual que cuando la empresa recién comenzaba.Y si estás en otra parte del mundo, puedes asistir por video conferencia.

¿Y cuál es la gracia de mantenerse siempre en modo “start-up”? Los googlers se sienten parte de algo que se está reinventando permanentemente, y que esa reinvención es algo depende de cada uno. Siempre el googler siente que es una pieza única del engranaje y el próximo golazo puede ser el suyo. Muchos lo logran y son reconocidos.

Google nació de una tecnología genial: un conjunto de algoritmos para indexar y priorizar las búsquedas en internet, pero creo que el crecimiento sostenido que la han llevado en 14 años a ser un referente mundial en innovación y lograr ventas por más del doble que la venta de todo Codelco, por ejemplo, es justamente su cultura. Ésta le ha permitido atraer, retener y sacarle el máximo partido al mejor talento. Los googlers se siente orgullosos de serlo. Como una amiga me decía: Cuando oigo hablar a la gente que trabaja en Google, no queda claro si Google es su empleador o es el cliente de su emprendimiento. Ojalá algunas de estas ideas sirvan, y quien sabe si algún día, alguien también se tatúa el logo de tu empresa.