Hombre acusado de piratear presenta contra-demanda por difamación e invasión a la privacidad

Hombre acusado de piratear presenta contra-demanda por difamación e invasión a la privacidad

Jeff Fantalis fue acusado de descargar y compartir una película porno, hecho que él niega rotundamente. Acusa a la empresa que lo demandó de ser un "troll del copyright".

Miles de personas han sido demandadas en Estados Unidos por descargar y compartir contenido protegido por copyright, sin tener los derechos para hacerlo. Ahora, en un caso raro, a uno de los demandados se le ocurrió pelear de vuelta. Jeff Fantalis contra-demandó a Malibu Media, un estudio productor de películas porno, que lo había acusado de descargar y compartir una de sus películas.

Fantalis, sin embargo, asegura que nunca ha descargado una película porno en su vida, y reunió información sobre cómo funcionan los “trolls del copyright” como la empresa que lo demandó.

Según Fantalis, la estrategia de Malibu Media es conseguir información personal del acusado a través del proceso legal, y luego intentar llegar a un acuerdo con él por algunos miles de dólares. Esto normalmente funciona, porque pagar la suma del acuerdo generalmente resulta más barato que contratar un abogado para defenderse. Además, muchos no están dispuestos a que su nombre quede registrado en una demanda por descargar películas porno.

Fantalis alega también que las empresas de este tipo no hacen esfuerzos por eliminar los links desde donde se descarga el contenido, porque les interesa que la gente siga descargando para poder demandarlos. Según el sujeto, compañías como Malibu Media de hecho incentivan la descarga de su material para poder ejecutar sus demandas y ganar dinero con eso.

Fantalis presentó una demanda por difamación, causar intencionalmente daño emocional, abuso de proceso e invasión a la privacidad, solicitando USD$1 millón por cada uno de los cargos. También quiere una retractación pública y una disculpa publicada en un diario local que no sea de menor tamaño que un cuarto de página.

Por último, alega que las películas de Malibu Media no pueden ser protegidas por la ley de copyright de EE.UU., indicando que el principio básico de esta ley es promover “el progreso de la ciencia” o las “artes útiles”, donde el porno no tendría cabida.

Habrá que esperar lo que dice la corte, pero al menos esta demanda podría servir de ejemplo o de base para otros que quieran emprender el mismo camino de Fantalis.

Link: Accused movie pirate sues for defamation and millions in damages (TorrentFreak)