Hideo Kojima: Conferencia 25 años de Metal Gear

Hideo Kojima: Conferencia 25 años de Metal Gear

El padre de Metal Gear visitó México y ofreció una extensa e interesante conferencia a propósito del vigésimo quinto aniversario de la saga de Snake.

Comencé a trabajar en esta industria hace 26 años… si pudiera comenzar hoy, no haría videojuegos“. Con esa interesante declaración comenzó la conferencia otorgada por Hideo Kojima el pasado miércoles 11 de julio.

En esta cita -realizada en Los Cabos, Baja California- Kojima se refirió al pasado, presente y futuro de los videojuegos como de la famosa saga Metal Gear. Hideo Kojima comenzó haciendo un paralelo entre el cine y los videojuegos, declarando que cuando ingresó a esta industria (en la segunda mitad de la década de los 80) las posibilidades para narrar historias eran bastante limitadas y si pudiera comenzar hoy buscaría otro medio en el cual hacerlo. Además confesó que hoy se pueden hacer y crear muchas cosas de manera independiente.

Para diferenciar el cine de los videojuegos, Kojima remarcó que lo que hace atractivo a un juego no necesariamente será atractivo en una película, a pesar que hay cosas en común. Cree que si un juego llega al cine, debe ser de la mano de alguien que entienda las peculiaridades de cada medio, de ver claramente qué le gusta a la gente de ese juego y lo qué le gustaría ver al público de esa película. Además, rescató la importancia de un buen director, un buen productor y un buen guionista, alguien que pueda transmitir la escencia del juego de una manera cinematográficamente atractiva.

“En el caso de Hollywood, adquieren franquicias por el potencial comercial con que cuentan. Sin embargo, enfrentar el reto de satisfacer a los fans del juego y a los fans del cine, cosa que es muy difícil. Quienes lo hagan (cintas de videojuegos), si son personas que tienen muy clara esta idea y cómo resolver estos conceptos puede llegar a tener éxito, a lograr cosas buenas.

Soy cuidadoso; Hollywood cuenta con las licencias de muchos muchos pero terminan a veces en películas de bajo presupuesto y haciendo cambios críticos al material original. Sería bonito ver a Metal Gear en el cine; ya van 15 años en que hemos tenido ofertas para hacer esto pero no hemos logrado encontrar un oferta interesante y satisfactoria.

Además, los ofrecimientos incluyen derechos para hacer una animación, una secuela de la cinta y más, contando con la posibilidad de crear cosas completamente ajenas a lo que estemos trabajando (en Konami) y queremos evitar eso a toda costa”.

Metal Gear Solid 2 también fue parte de la conversación. Kojima quería reflejar (a través del libreto de ese título) qué ocurriría si las todas las personas tienen acceso a la tecnología y si no hubiese restricciones sobre ello; en ese contexto aparecen los Patriots, controlando todo el flujo de información fenómeno que de cierta forma se asemeja a lo que está sucediendo hoy. Confesó además que su intención original era terminar la saga en Metal Gear Solid 4, para darle un merecido descanso a Solid Snake.

Referente a los temas a tratar en futuras entregas, Kojima fue bastante reservado, pero resaltó su interés sobre la actualidad y sobre los temas que cree serán de vital relevancia en cinco o diez años más. Sobre los temas de tipo político y mundial, también declaró:

“Siempre todos mis juegos tienen un tema (central)… quiero referirme a un tema por título. En los juegos siguientes, teníamos otros temas que iban complementando los episodios anteriores. Los temas escogidos son reflejo acorde a ese momento, al acontecer de esa era; cada época tiene sus asuntos en particular y trato de llegar a la raíz de cada uno de ellos”.

La saga Metal Gear ya cumplió 25 años y según Kojima, el paso del tiempo también ha afectado a Snake:

“Cuando apareció Snake era un personaje que no hablaba, que no tenía ninguna expresión ni era tridimensional. Hoy llegó hasta Old Snake (Metal Gear Solid 4), ha evolucionado conmigo y creo que también con los usuarios. Los fans quieren jugar como Snake, hay una cierta relación emocional con él y por eso lo he seguido usando; jamás fue algo planificado. De hecho, me encantaría que integrar personajes nuevos al mundo de Metal Gear”.

Si pudiera cambiar algo de estos 25 años, Kojima declaró que no quería que fuese una franquicia, ya que nunca fue su intención continuar la historia de Snake. Él sólo quería intentar expresar y traspasar al jugador la emoción de infiltrarse en una base enemiga a través de una historia, de un personaje. De hecho, en la mente de Kojima las cosas contaban con una historia autoconcluyente, muy similar a lo que sucede con cada entrega de la saga Final Fantasy y así contar con más control creativo. Además mencionó que si bien no lo considera un fracaso, tal vez fue un error la inclusión de Raiden en Metal Gear Solid 2.

Continuando con el azar, sin dudas considera que trabajar con Platinum Games (en Metal Gear Rising: Revengeance). Este hecho no ocurrió antes por intentar conservar una postura, ya que querían que el juego fuese desarrollado íntegramente por Konami, retrasando la decisión de incluir a Platinum. Por otro lado, Kojima destacó lo conseguido con la colaboración realizada con Harry Gregson-Williams y Kyle Cooper y expresó su deseo de encontrar nuevos aliados en la industria hollywoodense, pero reconoció que de momento no se siente muy atraído por el trabajo de nadie nuevo en particular.

Para Kojima el desafío siempre es el mismo: emocionar a la gente y llegar a la fibra de los jugadores/espectadores. Si es por medio de juegos de acción o de infiltración da lo mismo, ya que quiere “transmitir una historia a través de ellos, causar una emoción en las personas”. Kojima además se declaró fan de las cintas de James Bond, personaje que a llegado a varias generaciones y espera que la saga Metal Gear cuente con una longevidad similar; le encantaría que perdurase en el tiempo sin importar si él está a cargo o no de la saga.

Respecto a otros títulos, Kojima declaró que Watch Dogs y The Last of Us (compartiendo con los muchachos de Naughty Dog) le causaron una grata impresión, especialmente debido a que no tienen una estructura lineal y porque proponen algo distinto cada vez que los juegas. Referido al futuro y a las predicciones aparecidas en los videojuegos de la saga Metal Gear, Kojima hizo mención de algunas que le aterra se hagan realidad:

“Hay varias que ya han sucedido en el mundo real; el uso de armas y vehículos no tripulados y los ejércitos privados. Son cosas que se están presentando en el mundo, que creo son desafortunadas y que no me gustaría que hubiesen ocurrido. Hay varios temas que tratamos y que sí tienen lugar hoy”.

Por el lado del hardware, Kojima cree que queda mucho por avanzar, que esta generación y la siguiente no podrían ser capaces de entregar un exacto reflejo de cómo imagina todo en su cabeza. Le tocó conocer la limitada tecnología de sprites en sus inicios y debió lidiar con limitantes técnicas, aspirando a llegar a la escencia de sus ideas; destacó que la siempre busca utilizar la tecnología de punta para plasmar sus ideas, por eso realiza varias pruebas con el Fox Engine pero cree que aún falta para poder mostrar en pantalla lo que él tiene en mente.

Considera además que existen posibilidades interesantes para PlayStation Move, Kinect, Wii U y los controles por voz como también destaca que se pueden aprovechar otros dispositivos como los smartphones, sus cámaras y las tabletas para complementar la experiencia de juego. Destacó además que su principal interés a futuro está en la tecnología en la nube y que le parece muy atractiva la posibilidad de utilizar hologramas en el futuro:

“Más que la tecnología de TVs en 3D, me interesa mucho más la posibilidad de jugar a través de la nube, que cualquier monitor que cuente con cierta capacidad pueda ser un dispositivo de juego. Eso para mí tiene más futuro y espacio para crecer”.

Finalmente, Kojima confesó que preparan algo especial para el vigésimo quinto aniversario de la saga Metal Gear, algo que según él “tendrá impacto en todo el mundo“.

Entrevista cortesía de Sony Chile

Link: Todo sobre Hideo Kojima en Niubie