Ex empleado de Kaos Studios explica parte del fracaso de Homefront

Ex empleado de Kaos Studios explica parte del fracaso de Homefront

por

El antiguo presidente de THQ escogió no usar a antagonistas chinos por intereses económicos.

Según indicó un ex integrante del desaparecido Kaos Studios en entrevista con el sitio Gamasutra, el desarrollo del juego Homefront estuvo marcado por la intervención creativa del antiguo presidente de THQ, Danny Bilson, hecho que afectó directamente el desempeño del equipo durante su trabajo y por ende el recibimiento del título.

“Bilson se involucró demasiado durante la mitad de la producción”, reveló la fuente que pidió permanecer en el anonimato, aunque también admitió que de cierta forma la intrusión había ayudado a mejorar el producto final: “Realmente no puedo culpar al hombre… Él nos dio una gran oportunidad y todos los recursos para lograrlo. Fuimos nosotros los que no cumplimos.”

Sin embargo, hubo una decisión en particular que generó presión extra en la gente de Kaos Studios. En un principio la historia planteaba la invasión de radicales chinos a los Estados Unidos, pero los responsables de THQ temieron que esto pudiera afectar las intenciones de negocios que tenía la compañía en el país asiático, por lo que se decantaron en su lugar por Corea del Norte como nuevo antagonista.

Finalmente el juego fue lanzado y las ventas no cumplieron con el objetivo de competir contra el gigante Call of Duty, resultando en el cierre del estudio desarrollador y la renuncia del presidente de THQ.

La triste historia de Homefront se convierte en una muestra más de que los negocios nunca deben de interferir con los procesos creativos.

Link: How Homefront’s development was ‘Bils0wned’ by THQ’s EVP (Gamasutra)