España cree que la UE debe obligar a Google y Apple a pagar impuestos

España cree que la UE debe obligar a Google y Apple a pagar impuestos

El Gobierno de Rajoy ha preferido ver el tema de la fiscalidad a las grandes tecnológicas como un asunto "macro", por lo que considera debe ser abordado desde Bruselas, y por tanto no lo ha incluido en la propuesta española de la Agenda Digital

No es primera vez que se habla de las estrategias que tienen las grandes empresas de la tecnología para reducir sus cargas fiscales: Si hace unos meses veíamos una lluvia de críticas sobre Apple por su estrategia para reducir impuestos millonarios en Estados Unidos, ahora toca que nos centremos en las prácticas de los chicos de Cupertino y los de Google, para hacer lo propio en tierras europeas.

Y es que el Gobierno español se ha pronunciado sobre el hecho de que empresas como Apple o Google no paguen prácticamente impuestos en tierras ibéricas, pese a sus elevados ingresos por estos lados del mundo: Para el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Victor Calvo-Sotelo, la corrección de este asunto no es solo de interés nacional sino que debe resolverse en el marco comunitario.

Al ‘pasar el balón’ a Bruselas, el Gobierno español se ahorra el tener que tomar medidas como las que propusiera su homólogo francés, en el mandato de Nicolás Sarkozy, al impulsar la llamada “tasa Google”, para gravar la actividad de los grandes de Internet en suelo galo.

¿Dónde está exactamente el problema fiscal? Resulta que, tal como contaba por aquí hace un tiempo atrás, las grandes empresas de la tecnología tienen montado todo un plan de ‘ingeniería contable’ que, gracias a sociedades establecidas en ‘paraísos fiscales’, disminuyen en forma millonaria sus pagos por concepto de impuestos en los países donde operan.

Un buen ejemplo de lo anterior es lo que reseñan en el diario El País sobre la filial de Apple que facturó en España unos 1.700 millones de euros, pero el impuesto de sociedades (es decir lo que las empresas pagan en función de sus beneficios) ¡le salió a devolver en ese ejercicio como si registrara pérdidas!

Por su parte Google Spain declaró en 2010 pérdidas de 639.499 euros y está siendo investigada por Hacienda; mientras que Facebook Spain declaró haber facturado en España solo 1,1 millones de euros en 2010, con un beneficio de 57.147 euros, según cifras del mismo diario, lo cual no se a vosotros, pero a mi me resulta muy “extraño”, para no decir “sospechoso”.

Así las cosas, el Gobierno de Mariano Rajoy ha preferido ver el tema de los impuestos de las grandes tecnológicas como un asunto “macro”, de forma que sea atendido por la Unión Europea, y por tanto no ha incluido en la propuesta española de la Agenda Digital lo relativo a la fiscalidad de las empresas tecnológicas…

¿Tomarán cartas en el asunto los señores de Bruselas? Espero que sí, porque si bien no se trata de venir ahora a desangrar a estas empresas para que a golpe de impuestos cubran los desastres de la banca española, al menos que paguen lo que les corresponde según los beneficios que obtienen, que en eso sí que el Gobierno de Rajoy tiene bien ‘atado’ (para no decir asfixiados) a los autónomos y las Pymes.

Link: Industria cree que la impunidad fiscal de las firmas de Internet compete a Bruselas (El País)