Corte aplasta argumento de Universal en demanda contra Grooveshark

Corte aplasta argumento de Universal en demanda contra Grooveshark

Según la compañía, las canciones grabadas antes de 1972 tenían reglas distintas al resto del contenido que hay en internet.

Desde hace dos años viene desarrollándose una demanda de Universal Music contra el sitio de música por streaming, Grooveshark. El caso ha dado varias vueltas, pero ayer una Corte liquidó uno de los principales argumentos esgrimidos por el sello contra el sitio.

Grooveshark afirma que funciona de la misma manera que, por ejemplo, YouTube. Los usuarios son los que suben el contenido, y cuando recibe una orden para retirar algo – de acuerdo a la Digital Millenium Copyright Act (DMCA) en Estados Unidos -, lo retira.

Universal salió con un argumento raro para tratar de validar sus quejas contra Grooveshark, afirmando que los discos grabados antes de 1972 no están cubiertos por la DMCA, por lo que alojarlos a internet sin permiso previo sería un delito. Hay un gran enredo en EE.UU. con la música grabada antes de 1972, ya que técnicamente esos discos no están dentro de la ley de propiedad intelectual federal del país, sino que dependen de las leyes de cada estado, que no son uniformes y les dan diferentes niveles de protección.

Según Universal, esto implicaba que la DMCA no se aplicaba a esta música, y el sistema para retirar el material que usan los sitios en internet no era válido. Por ende, Grooveshark no podía depender de este sistema para evitar demandas.

La Corte, sin embargo, no estuvo de acuerdo. “No hay razón textual ni de otro tipo para pensar que el Congreso pretendió limitar la distribución de responsabilidades sólo a las grabaciones realizadas después de 1972”, declaró la jueza Barbara R. Kapnick.

Como conclusión, las provisiones descritas en la DMCA sí se aplican a la música grabada antes de 1972, y el argumento de Universal es inválido.

Pero esto no termina aquí. Grooveshark respondió a la demanda de 2010 con una serie de contra-argumentos. Uno de los principales dice que Universal trató de presionar a dos empresas (HP e INgrooves) para que no hicieran negocios con Grooveshark. Universal entregó una serie de argumentos técnicos para pedir que se ignoren estos reclamos, pero la Corte no aceptó la mayoría de ellos.

Universal logró que se desestimara uno de los contra-argumentos, pero en términos generales salió perdiendo luego que la corte declarar que Grooveshark sí puede confiar en la DMCA.

Link: Judge rejects key Universal Music argument in legal fight against Grooveshark (Techdirt)