Brian Mackern y el arte en la web [FW Interviú]

por

6776 posts

Este artista uruguayo usa el código y la web como plataformas para expresiones artísticas.

El artista uruguayo Brian Mackern eligió un medio de expresión diferente a lo tradicional: la web y los computadores. Considerado un “net-artista”, Mackern estuvo de visita en Chile para participar como jurado del Concurso Matilde Pérez Arte y Tecnologías Digitales 2.0, organizado por Fundación Telefónica y UNIACC.

Partió de la música en el ámbito experimental, y pasó a la web “por la curiosidad y la búsqueda de nuevos posibles lenguajes creativos”, dice. Sus obras tienen como plataforma internet – y antes, CDs – y mezclan código, imagen, texto, sonido, video, interfaces y otros, para crear una experiencia o propuesta hacia quienes observan la obra. Parte de ella se puede observar en su sitio web.

FW – ¿Cómo te convertiste en un artista digital?

Brian Mackern – En los 90s, cuando surge la posibilidad de acceso a la red global, la primera aproximación fue curiosidad pura, el tratar de entender los procesos que involucran este medio y en primera instancia una búsqueda de otras maneras de difundir y de generar música (que era el territorio creativo del cual yo venía), lo sonoro es mi primer elección creativo-vital y fue lo que primero me movió a investigar este medio, ver que se podría hacer a nivel sonoro, etc. Después, esta puerta abrió muchísimas otras posibilidades que hizo que lo meramente sonoro trascendiera a otros soportes y maneras de crear.

FW – ¿Cómo definirías lo que es ser un netartista?

Brian Mackern – Alguien que aborda y reflexiona creativamente sobre el medio, generando obras cuyo soporte es específico para internet, que refieren a este medio y a los posibles paradigmas propuestos por su condición: la hipertextualidad, la ubicuidad, localidad, los procesos del código, las redes y comunidades online, etc.

FW – ¿Qué herramientas sueles usar para tus obras?

Brian Mackern – En mi caso primero es la idea, luego la búsqueda un poco inconsciente de cómo hacerla viable, desarrollarla y luego (y para mí lo mas importante) perderme en el camino, reencontrar o descubrir nuevas posibilidades, dejarme ir, jugar muchísimo con el error, en una especie de “deriva atenta”. Muchas veces esa visión tangencial es lo que me ayuda a encontrar otras cosas y las soluciones van surgiendo.

No trato de atarme mucho a determinada aplicación. Más bien voy encontrando qué es lo que puede servirme para la resolución y, ahí sí, mucha investigación. Esta constante búsqueda implica, sí, una necesidad de investigación constante, el reciclado de soluciones encontradas por otros, la necesidad también, en algunos momentos, de reinventar soluciones. Toda búsqueda es a la vez un aprendizaje.

FW – ¿Qué ventajas te ofrece la web que no encontrarías en otros medios de expresión?

Brian Mackern – La web es un lugar global y ubicuo. Es muy interesante y en mi caso fue muy importante a la hora de encontrar mis pares, fue como encontrar integrantes de una misma tribu desperdigada por el planeta. En su momento también me sirvió como manera de difundir mis obras sin la necesidad de filtros institucionales. La horizontalidad y transversalidad fueron elementos muy importantes en un momento en que el acceso a espacios legitimados estaba, y aun lo está, totalmente dirigido, jerarquizado, verticalizado. Si bien cada vez más, estas practicas creativas van institucionalizándose, por otro lado cada vez más se generan comunidades alternativas de creación, difusión, generación de conocimiento, e incluso de financiación, que empujan cada vez un poco más allá las posibilidades.

FW – ¿Cómo recibe la gente este tipo de trabajo? El computador no es normalmente relacionado como un medio para el arte…

Brian Mackern – Lo interesante en este tipo de propuestas creativas es que al no estar mediado justamente por ser el medio, la experiencia es totalmente personal. De todas maneras, cada vez más se entiende el uso de estas propuestas, creo que ya la cotidianeidad de las tecnologías digitales hace que su apreciación se sienta cada vez más natural.

FW – ¿Cómo es la interacción con quienes observan tus obras?

Brian Mackern – Justamente la idea no es que se genere tanto la observación sino la inmersión. El usuario generalmente es parte activa de la obra, ésta se produce o sucede si el usuario interviene. Creo que la fortaleza más robusta en mi caso es eso: la participación activa de “el otro” en el desarrollo y resolución de la pieza.