Apple se retira de su programa de calificación ambiental Apple se retira de su programa de calificación ambiental

La ciudad de San Francisco decidió dejar de comprar hardware del gigante de Cupertino y gastar el dinero de los contribuyentes en otros proveedores.

Apple se retira de su programa de calificación ambiental

por

La ciudad de San Francisco decidió dejar de comprar hardware del gigante de Cupertino y gastar el dinero de los contribuyentes en otros proveedores.

La ciudad de San Francisco decidió dejar de comprar hardware del gigante de Cupertino y gastar el dinero de los contribuyentes en otros proveedores tras el retiro de la firma del programa de certificación medioambiental EPEAT.

A finales del mes pasado Apple solicitó que sus 39 productos certificados por la agencia medioambiental fueran removidos de sus registros, algo totalmente insólito si consideramos que la empresa ayudó a formar la EPEAT. El Departamento de Medio Ambiente de San Francisco indicó que los desktops y laptops de la firma dejaban de “calificar” para las compras que se realizan con dineros fiscales.

El CIO de la ciudad, Jon Walton, aseguró que “va a ser muy problemático adquirir productos Apple” de ahora en adelante y la firma ha sido fuertemente criticada por esta decisión, además del poco respeto por la reutilización y reparación de materiales que las nuevas pantallas “Retina display”  presentan.  La empresa ha reducido el uso de tornillos por sistemas que no se noten a base de pegamento, además del uso de tecnología propietaria en los sistemas de almacenamiento (SSD), que reducen las posibilidades de actualización por parte de los usuarios (y por lo tanto de reutilización y reducción de costos).

Según el CEO del EPEAT, Robert Frisbee, el último MacBook Pro no cumple con ninguna de las pautas de la agencia debido a su batería fija al equipo. La certificación de la EPEAT señala en uno de sus puntos el uso de partes reciclables, algo a lo que se renuncia cuando se utiliza pegamento en lugar de tornillos y/o bisagras.

De todas formas, la ciudad de San Francisco gastaba tan sólo un 2% de su presupuesto total de hardware en Apple, por lo que esto se ve más como un gesto simbólico. Sin embargo, los habitantes de California se preguntan por qué, si el estado ha estado quebrado por varios años fiscales, se gastaba parte del dinero de los contribuyentes en costosos equipos tecnológicos.

¿Qué pensaría el fallecido CEO de estos pasos poco verdes de la compañía?

Fuente: San Francisco stops buying Apple kit after it drops out of EPEAT (The Inquirer)