Saltó sangre, hubo explosiones, escapes y gente durmiendo. Amor y odio, acción y decepción, escenas de riesgo y diálogos incomprensibles. Pero sólo hubo un ganador.

Las conferencias terminaron, ahora quedan probar los juegos y las nuevas plataformas. Mientras nuestros enviados Luis @doruku Miranda y Raúl @Raulohimself Estrada están sacrificándose por informarnos sobre todo de la feria E3 2012, nosotros podemos analizar la Guerra de Conferencias de este año. Hubo un magnánimo ganador, y un pobre perdedor, pero que quede claro desde ya, ninguna conferencia fue 100% perfecta.

Microsoft y su apuesta segura

Los de Redmond simplemente jugaron las cartas que ya estaban en la mesa, más un par de sorpresas (quienes quieran repasar lo que fue la conferencia, pueden leer aquí). Definitivamente un show consistente, pero no sobresaliente. Para nadie era sorpresa Dead Space 3 después de tanta filtración, y seguro ellos sabían eso. Otro Gears of War, otro Halo, otro Call of Duty, más juegos potenciados por Kinect y más añadidos a la consola. Salvo Internet Explorer y SmartGlass, nada nuevo como para desmayarse, a excepción de Usher (que casi se desmaya del cansancio). Por si fuera poco, las apps que anunciaron son sólo para gringos – Latinoamérica seguirá pagando lo mismo por tener menos.

  • Lo mejor
    Internet Explorer y SmartGlass
  • Lo flojo
    La nula probadita de Gears of War: Judgement
  • Lo feo
    Kinect. Kinect everywhere.

Electronic Arts totalmente previsible

EA no jugó a la segura, sino a lo obvio. Se perdieron la oportunidad de anunciar sorpresas, y tiraron más malas noticias que buenas. Dead Space 3 pasó a ser un juego de acción, tropesaron mostrando los títulos de deportes. SimCity salvó algo, pero cuando todo parecía que iba mejor Battlefield: Premium apareció. De ahí en adelante nada pudo reponer el ambiente como ellos querían: ni el nuevo contenido de SWTOR, ni la demostración de Medal of Honor, ni el remake de Most Wanted por Criterion, ni Crysis 2– perdón, digo Crysis 3.

  • Lo mejor
    Most Wanted por Criterion
  • Lo flojo
    Jason West y Vince Zampella sólo de espectadores
  • Lo feo, horrible, como para un suicidio colectivo
    Battlefield Premium y su precio

Ubisoft y su cofre lleno de sorpresas

Los franchutes se arriesgaron y no les fue mal, pero tampoco del todo bien. Los animadores tuvieron más química que el anterior señor Mr. Caffeine, pero no tanta como para terminar agradándoles al público. Mostraron de forma diferente Far Cry 3, una mini competencia de Shootmania, otro juego para cantar y bailar que nadie pescó, y volvieron con la nota alta con Splinter Cell: Blacklist (que ya habían mostrado con Microsoft), nuevamente con juegos para Wii U, con Assassin's Creed III y con Watch Dogs que se robó el espectáculo. Este último se convirtió en la revelación de este evento, no hay duda.

  • Lo mejor
    Watch Dogs
  • Lo flojo
    Sólo hasta el otro día supimos más de Zombie U
  • Lo feo
    Que el equipo de Aisha Tyler perdiera en Shootmania

Sony sabe quién viene a verlos

Se repusieron totalmente de lo sucedido el año pasado. Se levantaron con más de alguna dificultad pero lo lograron (puedes releer nuestra cobertura de la conferencia). Abrieron con el próximo proyecto de Quantic Dream, los suscriptores de PlayStation Plus recibirán nuevos juegos gratis, tropezaron un poco mostrando demasiado los juegos para PS Move (que iban para otro nicho), pero terminaron la conferencia con un broche de oro: The Last of Us. Si alguien la pasó bien en esta E3 2012, fue porque asistió a esta conferencia… al menos que estuviese buscando más juegos para PS Vita.

Nintendo desaprovechando su minuto de fama

Partieron con una nota alta, Pikmin 3 para Wii U, a falta de introducir formalmente la nueva consola. Lamentablemente eso fue todo, el resto fue una conferencia de contradicción completa que no equilibró los anuncios previos del domingo. Prometieron juegos para el jugador duro, los dejaron fuera de la conferencia y mostraron títulos de otro nicho. Dijeron que no tenían tiempo para mostrar todo y se llenaron explicando al detalle juegos que no interesaban mucho. Queríamos escuchar el hardware de Wii U, fallaron miserablemente en ello. Simplemente desaprovecharon sus dos horas de estrellato que intentaron salvar con tres (sí, tres) Marios en camino.

¿Quién ganó?

Sony ganó por lejos, se puso la corona con una actitud FUCK YEAH. Microsoft y EA se preocuparon de reafirmar y agregar cosas a sus productos, mientras que Ubisoft hizo su trabajo en sorprender aún con pequeñas y grandes cosas, y Nintendo sólo merece la mención. Watch Dogs promete bastante, pero Sony sí sabe abrir y cerrar un evento: Partieron con Beyond: Two Souls, que pinta para mantenerte al borde del asiento; y terminaron con esa obra maestra llamada The Last of Us. Dos títulos grandes, algo así como de súper-producción, exclusivos, y sino te gustó te ibas de la conferencia con PS Plus gratis.

De acuerdo a nuestra lista entonces, los resultados quedaron así:

  1. Sony
  2. Ubisoft
  3. Microsoft
  4. Nintendo
  5. EA

Konami… bueno, no tuvieron una conferencia como tal, así que no clasificaron en esta guerra. Por jugar a la segura con un video pre-grabado sólo tuvieron un fin de semana de estrellato antes que el Lunes pasado los enterrásemos con notas de la E3.

¿Quién creen ustedes que ganó la guerra de conferencias de este año?