NB Ranquin: 10 juegos que le regalarías a tu padre en su día

NB Ranquin: 10 juegos que le regalarías a tu padre en su día

por

¿Es tu papá jugador o ha jugado contigo alguna vez? Aquí les presentamos algunas opciones para que el próximo día del padre también pase por el mundo virtual.

Mirada anclada en la pantalla, total concentración en el control, nada a tu alrededor existe, sólo tú y el juego. De pronto tu papá entra en la habitación, dirige un somero vistazo a tu persona y fija sus orbitas en la pantalla. Te cuestiona acerca de lo que estás haciendo; la respuesta es obvia, pero aun así contestas con un estéril “jugando”.

De esta situación parten dos caminos diferentes: en el primero tu progenitor asiente ligeramente con la cabeza y se marcha sin hacer comentario alguno; en el segundo –el más temido- te pide que lo dejes intentarlo, por lo que le cedes el control sin muchas ganas (después de todo, él te dio la vida y muy probablemente también tu videojuego).

Ves a tu padre morir una y otra vez en pantalla mientras intenta descifrar ese artefacto alienígeno que tiene entre manos. La desesperación te inunda más pronto de lo que pensabas, quieres volver a tu mundo virtual; pero es demasiado tarde, se lo ha adueñado y no será fácil quitarlo de ahí.

Para conmemorar esos momentos con el “viejo”, les presentamos la lista de los diez juegos que podrías regalarle a tu papá.

Grand Theft Auto IV


Romper las reglas siempre ha sido una tentación a la que pocos se pueden resistir; agrégale una ciudad enorme y la posibilidad de golpear a quien se te venga en gana, y tienes el obsequio perfecto para ese frustrado caballero que en más de una ocasión ha sentido fuego en las entrañas por no poder explotar contra ese elemento de la ley que le levanta una infracción.

¿Misiones? ¿A quién le importa? El objetivo del juego se reduce a una eterna persecución entre trasgresores de la ley y policías, lo que a final de cuentas resulta ser en extremo satisfactorio para los padres que alguna vez soñaron con quebrantar el orden establecido.

Doom


Después de la masacre en Columbine, varios padres de familia se escandalizaron con el tema de los videojuegos, particularmente con Doom, señalado como uno de los factores responsables del trágico acontecimiento ocurrido en la escuela secundaria estadounidense. Sin embargo, el título ya estaba circulando por varios ordenadores a lo largo y ancho del país, aunque su distribución fuera del territorio no era tan significativa.

Un gran número de “papases” comenzaron a conocer el género de disparador en primera persona gracias a este título de John Carmack y John Romero, el cual podía ser instalado en la computadora sin mayor complicación. Un regalo que apela a la nostalgia y que nunca pasa de moda.

Burnout Paradise


Es difícil pensar en hacer morder el polvo a los demás cuando te encuentras atascado en el tráfico o vas conduciendo en zonas con límites de velocidad estrictos. Para todos aquellos que tengan progenitores amantes de la velocidad, la recomendación se va a la serie de Burnout, un juego que se inclina más al terreno arcade y donde hay lugar para veteranos y novatos.

El juego no ofrece pantalla dividida, así que es perfecto para aquellos que han dejado el nido y no quieren perder contacto con los cuarteles generales.

Tetris


Es indiscutible. Todos los progenitores en algún momento de su vida le han puesto las manos encima a Tetris. No importa si es en el transporte público, la oficina o el baño, no hay mejor forma de matar el tiempo que con una buena partida del juego creado por el ruso Alekséi Pázhitnov.

Actualmente todas las consolas y dispositivos móviles tienen una versión del juego, agregando nuevas reglas y modalidades que sólo hacen del título una adicción más dura que antes. Si piensas que este podría ser el regalo para tu padre, primero cerciórate que lo jugará en su consola, y no ocupara la tuya.

FIFA o Pro Evolution Soccer


Admítelo, si eres fanático del futbol es porque lo llevas de herencia. ¿Cansado de ver a tu viejo todos los fines de semana aplastado en el mismo sillón viendo no uno, sino todos los partidos de la jornada? Rétalo en un partido de “fucho” y enséñale que tus horas calentando banca han sido más valiosas que las suyas.

Dale la oportunidad de entrar en calor, que se familiarice con los controles. Puede que le tome un par de partidos, en los cuales puedes perder intencionalmente para que vaya agarrando confianza. Una vez que se sienta mago con el balón, bájale los humos y demuéstrale quien manda.

Gears of War


Podrías intentar contarle la trama de Gears of War a tu padre, pero sabes que sería en vano. Aunque para ti haya sido una historia épica, para él es sólo granizo de plomo y sangre repartido por sujetos que bien pudieron salir del cine de acción de la década de los 90. No, no estoy diciendo que los progenitores sean psicópatas en potencia, pero todos disfrutan de una guerra ficticia de vez en cuando.

Al final el Pelotón Delta y los Locust serán nombres que repiquen una y otra vez durante el juego (donde seguro morirás varias veces por la falta de apoyo de tu inexperto compañero), pero lo importante serán las balas.

Call of Duty: Black Ops


Nintendo miente, los controles de movimiento no fueron obra de la empresa nipona, sino de los papás jugando un disparador en primera persona. ¿O acaso no han visto cómo se contorsionan de un lado a otro cuando se enfrentan a títulos del género? Para reírse un rato de este curioso hecho valdría la pena regalar este día del padre el Call of Duty: Black Ops.

El juego cuya trama se desarrolla en 1968 durante la Crisis de los Misiles en Cuba, podría recordarles a los viejos algo de lo que escucharon en las noticias cuando eran niños u adolescentes, aunque si congenian con las ideas del exmandatario de Cuba, Fidel Castro puede que no les termine por convencer el nudo de la narración.

New Super Mario Bros


Quizá tu padre no creció precisamente con Mario y compañía, tal vez ni siquiera le agrade el personaje, pero si tienes una Wii y New Super Mario Bros. no puedes dejar pasar la oportunidad de invitarlo a jugar un rato y ver si el título lo convence.

No tiene balas ni sangre, eso está claro, pero resulta ser un juego muy adictivo cuando los jugadores se logran sincronizar. Además se pueden invitar a dos integrantes más.

Super Street Fighter IV


Durante mi infancia escasa de consolas de vez en cuando mi papá me llevaba a la tiendita más cercana con el único propósito de jugar Street Fighter II en las famosas “maquinitas”, mejor conocidas como arcadias.

Ya han pasado bastantes años desde aquellos tiempos, pero los videojuegos de trompadas siguen siendo uno de los mejores pretextos para pasar el tiempo en compañía de nuestro señor padre, y más si es partícipe de todo el asunto. ¿Humillarlo? Claro, pero sólo por diversión. Si logra un Ultra Combo ya será ganancia, aunque lo más probable es que aplique la técnica del esquinero.

L.A. Noire


Para todos los amantes de las novelas policiacas, el juego de Rockstar Games representa el sueño para todos los papás que alguna vez fueron fanáticos de la serie de Elliot Ness protagonizada por Robert Stack.

Aquellos que logren tener paciencia y leer cada línea que el juego presenta podrán encontrar una recompensa al final del túnel, pero lo más probable es que una parte desista a la mitad de la travesía. Definitivamente no es para todos.

¿Alguna vez has jugado con tu papá?