MacBook Pro con Retina Display a primera vista

MacBook Pro con Retina Display a primera vista

Estas son nuestras primeras impresiones con el nuevo equipo presentado por Apple.

En las tiendas Apple de Londres casi no hay MacBook Pro con Retina Display. La emblemática Regent Street no ha recibido ni siquiera equipos para exhibición, y Convent Garden sólo tenía cuatro equipos en exposición (ninguno en stock para vender), siendo supervisados por cuatro amables vendedores que te recordaban no acapararlos por demasiado tiempo, ya que había al menos una docena de personas esperando su turno para ver esta impresionante pantalla de cerca.

Por lo que literalmente sólo tuve 5 minutos para poder jugar con el equipo. Aquí van mis impresiones.

El equipo en general es liviano y delgado (1,8 cm de grosor y 2 kg de peso), aunque más cerca a un MacBook Pro que a un MacBook Air (ya que sus 15,4 pulgadas ya lo hacen menos portátil). El borde alrededor de la pantalla – el espacio negro entre la pantalla “útil” y el borde del computador – se redujo bastante en comparación con el actual MacBook Pro.

El nuevo conector MagSafe 2 tiene la apariencia de un mini conector de Dock de iPod, por su proporción achatada con el cable al centro (y no a un extremo). Personalmente me alegró mucho la inclusión de un puerto HDMI, recordando los años de PowerBooks con puertos DVI que te permitían conectar una pantalla directamente sin la necesidad de un adaptador adicional.

Otra cosa que sorprende es que es el primer portátil Mac al que se le pueden conectar directamente dos pantallas externas, aunque en este caso sea via los puertos Thunderbolt / Mini DisplayPort (MDP) (o con algún adaptador adicional utilizando esos puertos), o incluso combinando un HDMI y un MDP.

Los parlantes suenan mucho mejor que cualquier MacBook anterior, incluso en una tienda ruidosa llena de gente, aunque obviamente no van a reemplazar unos parlantes dedicados.

Nada que decir del desempeño, es un MacBook Pro muy Pro. Todo vuela y las aplicaciones abren en instantes, como era de esperarse gracias a su disco SSD y 8 GB de RAM de fábrica.

Pantalla

La pantalla Retina inmediamente sorprende, al igual que la del iPad o del iPhone. Toda la interfaz de Mac OS X y las aplicaciones nativas de Apple como Safari, iPhoto, iMovie, Aperture o Final Cut Pro, ya están preparadas para esta nueva resolución y se ve extraordinario.

Clic para ampliar a 2880×1800

Lamentablemente todo el resto del software debe ser actualizado para soportar esta nueva resolución. Por ejemplo al abrir Photoshop (como pueden ver en el pantallazo, aunque es CS5.1, no se como será CS6 pero de seguro muy similar), toda la interfaz del programa se ve pixelada, sin importar si son elementos “gráficos” (iconos o imágenes) o elementos independientes de resolución (como textos/tipografías).

Pixeles en la interfaz

Lo que es peor aún, esto no afecta solamente los elementos de la interfaz, también afecta el documento o “workspace” de Photoshop. Ahí pueden ver que a escala 100% (donde normalmente todo se ve perfecto), aquí está completamente pixelado, incluso elementos independientes de resolución como tipografías.

Vista en 100% de un documento de Photoshop CS5: Texto se ve pixelado.

Incluso elementos “de sistema” al usar Photoshop (o un programa no preparado para Retina), como la ventana para confirmar si quieres cerrar el documento sin guardar, también se ve pixelado.

Clic para ampliar a 2880×1800

Esto es una gran diferencia con iOS, donde en las aplicaciones que no estaban preparadas para Retina Display se veían pixeladas sólo los elementos gráficos (iconos o imágenes), que no estaban preparados para el doble de resolución, el resto de los elementos “de sistema” (botones o cuadros modales) así como los independientes de resolución (tipografías, ya fueran párrafos de texto o textos como parte de elementos de interfaz), se adaptaban automáticamente aun cuando la aplicación no estaba optimizada para Retina.

Incluso si contenía imágenes “forzadas” a un tamaño menor (como sucedía con Instagram antes de que lo optimizaran para Retina), esta se veía a alta resolución. Lamentablemente este no parece ser el caso con OS X Lion y el nuevo MacBook Pro con Retina.

Aunque la resolución nativa de la pantalla es de 2880×1800 pixeles, uno sólo la puede aprovechar al máximo en modo “Retina”, es decir a 1440×900 pixeles “x2”.

En las Preferencias del Sistema puedes elegir otras resoluciones, llegando a un máximo de 1920×1200. Al probar esta resolución yo esperaba que se viera borrosa, ya que no estas viendo “pixel por pixel”, pero no se qué magia hace Apple que incluso a 1920×1200 se ve genial, mucho mejor a lo esperado — por lo que quizás mientras no hayan muchas aplicaciones optimizadas para Retina, lo ideal sea usar el equipo a esta resolución.

Sin embargo, tanto la tarjeta gráfica como el sistema operativo son capaces de manejar una resolución de 2880×1800 (siendo sólo limitados por una decisión de “experiencia de usuario” por parte de Apple), por lo que no cabe duda que será una cuestión de tiempo para que algún hacker bondadoso saque un pequeño “arreglo” que permita aprovechar cada pixel de esa pantalla sin estar en modo Retina.

Actualización

Pasó menos de una semana y ya hay varias soluciones (gratuitas y pagadas) para poder utilizar nativamente los 2880×1800 pixeles de la pantalla (y no sólo en su modo Retina de 1440×900 o con el máximo permitido oficialmente de 1920×1200). Link: Running the Retina MacBook Pro at Full 2880×1800 Resolution (MacRumors)