La "guerra por el Living" y la Xbox 360

La "guerra por el Living" y la Xbox 360

Microsoft parece estar adelantando a todos los demás competidores en esta pelea, más aún con los anuncios de hoy.

Se le llama "guerra por el living" al intento de distintas empresas fabricantes de televisores, set-top boxes, TV cable y consolas por conquistar la atención del salón, un espacio de reunión en torno a la TV. Se trata de un espacio muy atractivo porque las personas pasan mucho tiempo allí, y es un consumo muchas veces compartido entre varios – familias que ven películas, amigos que ven un partido de fútbol, etc. También se suele invertir una cantidad importante en mejorar este lugar, con sistemas de audio, una buena pantalla de TV,  un sillón cómodo, y por supuesto, una gran oferta de contenidos para ver.

El TV Cable es lo que ha dominado en los últimos años en cuanto a la oferta de contenidos, pero su predominio está siendo amenazado por otras alternativas que aprovechan internet para entregar diferentes alternativas. Así, los fabricantes de TVs han aparecido ofreciendo las llamadas "Smart TV" o televisores inteligentes, que se conectan a la red y ofrecen diferentes servicios de contenidos, como Netflix, Hulu o YouTube. Algunas también han experimentado con las maneras de controlarlas, integrando gestos y comandos por voz.

También hay una serie de "cajas" como el Boxee o Apple TV que buscan transformar al televisor en uno inteligente, entregando acceso a más contenidos y permitiendo algunas funciones especiales, como es el caso de AirPlay en el dispositivo de Apple.

Mientras tanto, algunos canales de cable han comenzado a ofrecer sus contenidos fuera del cable, como una oferta de programación adicional a la que se puede acceder a través del navegador, en smartphones, tablets, PCs o en los mismos televisores. Tal es el caso de HBO Go, por ejemplo, que permite acceder a la programación del canal desde cualquier dispositivo. Los rumores dicen que llegará también a las consolas de Nintendo, mientras que también estaría apareciendo en la Xbox en algún momento.

Consolas

Quizás el actor más inesperado pero al mismo tiempo más fuerte de esta batalla son las consolas. Poco a poco se han ganado un espacio en los salones de millones de hogares, y la idea ya no es sólo ser un accesorio para el televisor donde jugar videojuegos, sino aprovechas las múltiples capacidades para cambiar y mejorar la manera en que vemos TV.

Según un estudio de Forrester publicado este mes, en Estados Unidos hay 32 millones de hogares donde se ve video online desde un televisor. De ellos, 18,4 millones lo ven usando una consola de videojuegos, la mayoría de ellas, una Xbox 360. "Nada más se le acerca, ni los televisores conectados a internet – que se están vendiendo bien pero se conectan pobremente – ni las cajas como Roku o Apple TV", dijo James McQuivey en el blog de la consultora.

Con 67,2 millones de consolas vendidas en el mundo a abril de este año, la Xbox 360 supera a su rival, la PlayStation 3 (con 63 millones de unidades vendidas a marzo de 2012).

¿Qué pasa con la Nintendo Wii? Si bien registra más de 95 millones de unidades vendidas, la Wii ofrece muchas menos alternativas para convertir el televisor en un centro para ver películas y series. Aunque cuenta con aplicaciones como Netflix, Nintendo no tiene sistemas como Xbox Live o la Playstation Entertainment Network (PEN) – está por verse si algo de esto cambiará con la aparición de la WiiU, esperada para mañana en E3.

¿Cómo se explica el éxito de la Xbox? El desarrollo de las consolas en el mundo de la TV se dio casi como un paso natural. Para Sony, fue una manera de integrar su estudio de cine, su canal de televisión, y su sello de música en un sólo lugar y ofrecerlo a los clientes.

Microsoft no contaba con la misma integración, sin embargo, ha trabajado para integrar contenidos desde diferentes lugares y ofrecer una experiencia interesante para el usuario final. La consola permite ver canales de televisión, películas, y ahora también navegar libremente por la web.

La Xbox además permite transformar el televisor a través de Kinect, recibiendo instrucciones de voz además de manejar la interfaz con gestos, e incluirá próximamente un sistema como el AirPlay de Apple, que permite reproducir contenidos desde diferentes dispositivos. Llamado SmartGlass, el sistema es más abierto que lo que ofrecen en Apple – funciona con Windows 8, iOS y Android – y entrega opciones extra, como dar controles adicionales para ciertos videojuegos (al estilo WiiU), o información complementaria cuando estás viendo un programa de televisión.

Una Xbox se puede encontrar en el mercado con un Kinect por alrededor de USD$220 (o por apenas USD$99 en Estados Unidos con un contrato por Xbox Live de 2 años), lo que también la hace conveniente respecto a lo que costaría un Smart TV, o una caja extra que no te deja jugar. Quizás la única desventaja es que no reproduce Blu-ray (como sí lo hace la PlayStation 3).

Como sea, Microsoft parece habérsela jugado por una mejor experiencia de usuario, que hasta el momento no pueden ofrecer ni las compañías de cable, ni los fabricantes de televisores. Esta noche Sony dará su conferencia en E3, pero la barrera a superar, si quiere seguir el camino de la Xbox, está muy alta.

Links:
Sigue en vivo la conferencia de Microsoft en E3