Huawei, más eficaz y empática que la embajada de China en Grecia

Huawei, más eficaz y empática que la embajada de China en Grecia

La acción de la compañía ha sido elogiada y en algunos casos criticada por no considerarse genuina.

Eres una mujer china paseando por una Grecia en bancarrota y, de pronto, descubres que tu identificación y tu dinero han sido robados, con lo cual estás completamente indefensa en un país, y en un continente, distinto al tuyo.

¿Qué haces? Buscar tu embajada y, con ello, cometer un error: tu embajada no te va a ayudar.

Esto le pasó realmente a una mujer que, en medio de la desesperación por no tener manera de superar el gran lío en el que estaba, sola, sin dinero y sin papeles en un país completamente convulsionado, prefirió refugiarse en una cafetería y enviar un mensaje pidiendo ayuda a través de la red de microbloggin Weibo.

Así fue como el poder de las redes sociales se pidió un lugar en la vida de esta turista china atrapada por una peculiar situación en Grecia: los usuarios de la red intentaban brindarle la ayuda necesaria y fue Huawei Technologies quien salió al paso concediéndole un préstamo de emergencia, según narró el director de Business Value, el diario para el cual trabaja la protagonista de nuestra historia.

Esto lleva a la reflexión sobre la realidad, las expectativas y los valores de la sociedad china. Un país donde hay parámetros supuestamente igualitarios de respeto, deja botada a una de sus ciudadanas a años luz (sí, sin un avión o un barco son años luz o peor) de su país con total indiferencia. Entretanto, una empresa de capital privado se moviliza para salvarla de su problema y con esto cambiar su vida.

Entonces, ¿tiene más empatía, solidaridad y consciencia del otro el “frío” capitalismo que la “República Popular China”?

Recordemos que Huawei ha sido muy criticada por sus supuestas movidas financieras de cara al ejército chino, a Estados Unidos e, incluso, a Irán. No obstante, en esta ocasión resultó fuertemente elogiada por los usuarios de las redes sociales con, por supuesto, una considerable cantidad de internautas que parodiaron la acción como una evidencia de la indefensión del ciudadano chino promedio y de la búsqueda desesperada de Mesías en distintas esferas del poder.

Por cierto que Huawei en este período enfrenta el reto de hacerse profeta en su tierra y conseguir una vacante en un puesto más arriba en el ranking de empresas en Asia. Para algunos, ayudar a la mujer fue sólo un truco para conseguir “publicity”.

Aún así, en mi humilde, muy humilde opinión, antes de burlarse de lo ocurrido, crucificar al gobierno chino o dudar de la empatía de Huawei en este caso, los internautas y bloggeros deberían revisarse: ¿Cuántos leyeron el mensaje de la mujer y no acudieron al sitio a ayudarla o, por lo menos, confortarla en persona? ¿Cuántos le negaron un “Re-post”? ¿Cuántos leyeron el mensaje y, teniendo un conocido en la zona, no le llamaron para pedirle que averiguase si podían ayudar, aunque fuese, pagándole una comida a la mujer?

Intuyo, con esperanza y con la confianza en lo que dicen los conocedores del tema en profundidad, que todo esto del “Social Media” va a cambiar la vida de la gente, al cambiar su manera de concebir al otro. Ojalá pero, por ahora, estamos muy verdes.

¿Qué hacen ustedes cuando leen tuits de gente pidiendo ayuda para algo?

Link: Huawei: More reliable than the Chinese embassy? (Blogs WSJ)