EE.UU: Retrasan ley que obliga a verificar la edad de los modelos de anuncios en Internet

EE.UU: Retrasan ley que obliga a verificar la edad de los modelos de anuncios en Internet

Se trata de la Ley "SB 6251", que establece penas de prisión a los responsables de sitios Webs que permitan la publicación de anuncios que ofrezcan servicios sexuales (aunque sea implícitos) y que involucren a menores de edad.

Un juez de Washington suspendió durante 14 días la entrada en vigor de la Ley “SB 6251”, que establece penas de prisión a los responsables de sitios Webs que permitan la publicación de anuncios que ofrezcan servicios sexuales ‘implícitos’ que involucren la imagen de menores de edad.

Si bien de entrada puede parecernos una ley necesaria, su aplicación resultaría poco o nada viable, por lo que la gente de la Web de clasificados Backpage.com (que ha sido muy criticada por publicar este tipo de avisos) ha interpuesto un recurso ante las autoridades de la capital norteamericana, y éstas lo han aceptado, paralizando la Ley durante dos semanas.

En su demanda la gente de Backpage.com explica que los procedimientos necesarios para cumplir con esta ley, convertirían a todas las Webs que permitan la publicación de contenidos de terceros (no solo anuncios clasificados sino también a los foros, Webs/blogs, redes sociales, chats, etc), en una suerte de “censores” al servicio del Estado, y en la práctica el procedimiento para verificar las edades de los anunciantes y/o las personas que aparecen involucradas en los anuncios es tan complejo que se torna en casi imposible de cumplir.

Según explican los abogados de Backpage.com, los responsables de las Webs tendrían que revisar uno a uno los anuncios, y en caso de tratarse de contenidos con ofertas sexuales aunque sea implícitas (lo cual ya de por sí se presta a mucha subjetividad) deben verificar que no involucre a menores de edad, para lo cual se debe obtener y mantener un registro de identificación de la persona que aparece en el anuncio y de quién lo publica…

Vamos, que en este caso, por ejemplo, entiendo que ese es un sitio famoso por publicar anuncios clasificados de sexo, así que tendrían que revisar casi que todo lo que se publica y verificar quién es el autor de cada cosa, lo cual, estemos claros, en la práctica es casi imposible de cumplir, o bien es un proceso lento y costoso. Defienden que los administradores de sitios Web interactivos, como los de anuncios o los foros, por ejemplo, no son responsables del contenido que terceros publiquen en su plataforma.

Sin embargo, las penas que establece esta nueva Ley a los responsables de Webs que publiquen dichos anuncios, son nada más y nada menos que multas de hasta US$ 10.000 y hasta cinco años de cárcel. Al respecto, Liz McDougall, consejero general de Village Voice Media, el grupo de medios al que pertenece Backpage.com, dijo:

“Creemos que la trata de personas es una abominación que detenerse. Sin embargo, la ley SB 6251 no es la respuesta”

A todas estas, las razones por las que el magistrado Ricardo Martínez instruyó la paralización temporal (durante dos semanas) de la polémica Ley que debía entrar en vigor hoy, es que los argumentos de Backpage.com, han mostrado “probabilidad de éxito”… Es decir, que se en parte se le convencieron los argumentos antes mencionados.

Lo que viene ahora probablemente será el “contraataque” de quiénes defienden la Ley SB 6251 por considerarla fundamental para detener la trata de personas y la explotación sexual de menores en la Red: De seguro no se quedarán de brazos cruzados, así que en estas próximas semanas tendremos que estar atentos a lo que puedan alegar.

Particularmente, si bien creo que es necesario que se establezcan controles para castigar este tipo de delitos y luchar contra la prostitución infantil en la Red y la trata de personas, no me parece que una ley con tantos “cabos sueltos” sea la solución: Que una cosa es establecer mecanismos de control, pero otra muy importante es que esos mecanismos sean viables y no representen un atropello a otras libertades como la de expresión o información, por ejemplo.

Y es que supongamos, por ejemplo, que la Ley entre en vigor y las Webs (por miedo a la pena a la que se enfrentan si se les cuela uno de estos avisos prohibidos) comienzan a revisar uno a uno los contenidos publicados, por ejemplo, en un foro o una Web de clasificados… ¡Se imaginan el tiempo que se demorarían! Tanto, que quizá cuando aprobaran nuestro comentario o aviso ya no tendría razón de ser publicado… ¿Cómo quedaría entonces nuestro derecho a expresarnos y opinar en la Red? Complicado…

Link: Judge Ties Up Online Sex-Advertising Law (WIRED)