Así sería el rostro de Twitter

Así sería el rostro de Twitter

Un grupo de científicos plasmó en una cara animada los resultados obtenidos en la red social Twitter en base al análisis de patrones de estados de ánimo de los usuarios a las noticias.

Cuando leí la noticia recordé a un amigo psicoanalista que me decía que la red social Twitter era un excelente terreno para analizar patrones de comportamiento de los usuarios, algunos graciosos, otros polémicos y muchos con tendencias negativas y depresivas. Al ver “el rostro de Twitter” recreado por este ensayo científico comprobé lo que me querían decir con sus conclusiones.

El profesor de Inteligencia Artificial Nello Cristianini, de la Universidad de Bristol, trabajó sobre el análisis automatizado de datos genómicos y el contenido de los medios de comunicación para reproducir en un rostro animado las sensaciones de los usuarios de la red social de microblogging, y los resultados son sorprendentes, un ciclotímico estado de ánimo en constante cambio de acuerdo a la propagación o punto de vista aplicado al tratamiento de las noticias.

Utilizando siete servidores para analizar cerca de mil agencias de noticias a diario, el sistema analizaba unos 50 artículos por minuto para acumular un total diario equivalente a 200 libros de 350 páginas.

La ténica de análisis de estos contenidos consiste en formar un patrón reducido a una historia simple que contenga un sujeto simple, un verbo y un objeto. Inicialmente, estos datos sirvieron para medir el comportamiento de los medios durante la carrera presidencial en Estados Unidos.

Al intentar hacer lo mismo con Twitter se encontraron con dos niveles de complejidad, la velocidad de creación de tuits (estimada en 400 millones diarios) y la complejidad del análisis de cada uno en particular. Luego de un tiempo y un caudal mínimo de tuits, lograron detectar patrones.

Para probar esta teoría de los cambios de ánimo y darle un rostro a la red social, los investigadores analizaron cerca de 500 millones de tuits generados por usuarios británicos en los últimos tres años. A cada estado de ánimo conocido le asignaron una o más palabras y frases asociadas.

Los resultados mostraron incrementos exagerados en algunos estados de ánimo positivos durante fechas como Navidad, Año Nuevo o San Valentín, lo que también reveló que en general predominan los usuarios positivos. Pero lo más sorprendente furon las reacciones sombrías y negativas a los anuncios de octubre de 2010 de la reducción del gasto público (un factor que impacta directamente sobre la pérdida de empleos) y durante los disturbios de agosto de 2011, cuando varias ciudades fueron incendiadas por grupos de jóvenes.

Luego de obtener estos resultados, el equipo de investigadores decidió hacerlos más simples de leer incorporando una cara animada que cambie su expresión de acuerdo a los patrones más intensos durante el análisis de los contenidos. ¿Será una herramienta para que en el futuro los líderes puedan testear en la población sus decisiones antes de tomarlas? ¿En cuánto podría beneficiarnos o perjudicarnos como individuos que se conozca el estado de ánimo general a través del análisis de estos patrones de comportamiento? Ah, si, el rostro de Twitter es éste:

Link: Revealed: The face of Twitter (geeksaresexy)