A primera vista: Resident Evil 6

A primera vista: Resident Evil 6

El nuevo survival de Capcom muestra sus credenciales. Y a lo grande.

Y el último juego que alcanzamos a probar en el Convention Center de Los Angeles (aunque no va a ser el último APV que publiquemos) fue precisamente uno que tiene una fanaticada muy enorme y expectante. En una sala especial, nos reunimos cerca de 7 u 8 periodistas para que el director del juego Eiichiro Sasaki, y los productores Hiroyuki Kobayashi y Yoshiaki Hirabayashi nos mostraran lo que se viene en la sexta parte del survival horror por excelencia de la industria. Aún cuando algunas de sus raíces se hayan perdido en el camino.

Principalmente, lo que querían enseñarnos en Capcom era una de las novedades más importantes en cuanto al diseño del modo de un jugador, que incluirá esta vez tres campañas diferentes en una modalidad algo novedosa. Cada campaña tiene como protagonistas a Leon, Chris, y Jake Mullen (el nuevo integrante que también es hijo de Albert Wesker) junto a sus respectivos acompañantes; estas durarán en promedio unas ocho horas, y lo más notable es que las tres se cruzarán en determinados momentos, permitiendo incluso que el jugador cambie de personaje dependiendo de algunos eventos.

Este cruce en las líneas argumentales es bastante interesante porque, primero, obligará al jugador a completar el juego con los tres (seis) personajes para tener el cuadro completo del argumento creado para Resident Evil 6. Luego, la gente de Capcom enfatizó que con esto están apuntando a ofrecer bastante contenido, dejando de lado la relativamente escasa duración del anterior Resident Evil numerado. Además, el modo cooperativo permitirá que hasta cuatro jugadores estén participando al mismo tiempo a través de internet.

Quizás una de las cuestiones que los presentes más queríamos ver en acción, era precisamente eso: la acción. Resident Evil 6 deja de lado totalmente algunos esquemas anticuados que hace rato se sentían muy desfasados, y a cambio se moderniza pero no llega a convertirse en un juego totalmente frenético ni nada por el estilo. Más allá de que ahora los personajes puedan caminar y disparar a la vez, lo importante es que todo el sistema de disparos y de combate ha sido renovado y remodelado acorde a un Resident Evil del año 2012.

El equipo de Capcom nos contó que el juego lleva cuatro años en desarrollo, y que uno entero fue dedicado a rediseñar el sistema de movimientos, animaciones, control, y gunplay del juego. Ellos tenían muy claro que la base de antaño ya no podía seguir igual, y de ahí que hayan invertido tanto tiempo en modificar practicamente todo. Aún así, explican que Resident Evil sigue siendo un survival horror, pero con una sutil diferencia, tal como dijo Sasaki: en los primeros juegos de la franquicia, si un zombie nos tomaba del pie se acababa el juego. Ahora, está la opción de reaccionar y contraatacar ya sea a balazos o con otro tipo de movimientos.

De hecho, más allá de las coberturas implementadas por Capcom, también hay una buena variedad de animaciones y movimientos nuevos en pos de que las opciones de escapar de los zombies no estén reducidas solo a disparar. De la misma forma, ahora hay que olvidarse de que los zombies corran hacia el jugador y se detengan automáticamente al estar a dos pasos de distancia; dicha mecánica era necesaria gracias a que antes era o disparar o caminar, pero ahora toda la acción se ve y se siente mucho más fluída y natural.

Sasaki también mencionó que este nuevo Resident Evil 6 va a ser muy diferente de el reciente Raccoon City, y principalmente porque el enfoque de este juego es radicalmente distinto. Raccoon City aspiraba a no ser más que un juego donde los disparos son la prioridad, pero esta versión del canon oficial tiene la obligación de ser algo mucho más completo, en línea con el pedigree de la saga. ¿Recibirá la aprobación de la fanaticada? Una cosa es segura, en base a lo que vimos: el potencial está presente, muy presente.

Por último, ya hay gente advirtiendo de la amenaza zombie que se está desatando, y lo de Miami hace poco fue solo un aviso. No se olviden de activar los subtítulos de YouTube.