NB Ranquin: Los 10 momentos más memorables en la historia de la E3

NB Ranquin: Los 10 momentos más memorables en la historia de la E3

por

Momentos que se quedan grabados en la memoria de los jugadores. Nacimientos de consolas, juegos que se hacen grandes y polémica por inercia. Así es el evento más popular de la industria de los videojuegos.

La Electronic Entertainment Expo, a lo largo de 17 años el magno evento de videojuegos ha sido refugio para los más impactantes anuncios de la industria, pasando por varias generaciones y dando testimonio de la evolución del entretenimiento digital. Ahí es donde las consolas son presentadas en sociedad y los juegos se hacen grandes.

Son muchos los momentos memorables que se pueden rescatar en casi dos décadas de existencia, pero hemos seleccionado 10 de los más recordados por la fanaticada. Instantes que se han mantenido en la memoria de varios y no pueden ser remplazados.

Aunque últimamente se ha mencionado mucho acerca de la decadencia del evento, la historia de la E3 nos ha dejado muchos buenos momentos que valen la pena recordar.

Snake aparece en la PlayStation 2 (2000)

La PlayStation 2 apenas contaba unos meses de existencia, el catálogo de juegos era reducido y aun no aparecía ese “pretexto” que todos buscaban para comprar la consola. Durante la E3 del 2000 todas las dudas se desplomaron, el juego que levantaría al nuevo hijo de Sony tenía nombre: Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty.

A través de un extenso tráiler, Konami reveló en el evento la secuela de la obra maestra de Hideo Kojima, haciendo gala de las capacidades de la consola y dejando bien claro que la historia de la PlayStation 2 empezaba hasta que Snake lo dijera.

Lejos de mostrar pura cinemática, el video de más de nueve minutos ponía en escena algunos fragmentos de la jugabilidad real, presentando mejoras bastante notables en el modelo de los personajes y nuevas capacidades con respecto a su antecesor (tales como la vista en primera persona al apuntar). El suceso fue uno de los más comentados durante el evento, donde los asistentes hacían largas filas sólo para ver el tráiler.

DreamCast: la última bala de Sega (1999)

Los 90 agonizaban, el cambio de siglo estaba cada vez más cerca y en la industria de los videojuegos una nueva generación se asomaba. Para Sega, esos últimos años de la década fueron determinantes. Su nueva consola, la DreamCast era similar a ver una moneda en pleno volado: sólo existía el éxito o el fracaso.

Con un tibio comienzo en el mercado local, la empresa tomó la decisión de probar a su nueva máquina en occidente, haciendo su gran debut en la E3 de 1999. Los juegos mostrados fueron pocos, pero entre ellos se encontraba el gran regreso del erizo azul, una franquicia olvidada por Sega en los tiempos del Saturn.

Sonic Adventure logró cobijar exitosamente en un principio a la DreamCast, una consola que tuvo sus buenos momentos, pero que terminó por encallar y relegar a la compañía al papel de desarrolladora de juegos.

“It’s a me Mario” (1996)

Indudablemente, la mejor forma de lanzar una nueva consola al mercado siempre será la de poner como principal carta al personaje más reconocido que se tenga. Nintendo aplicó esta ideología al pie de la letra en ese distante año de 1996, provocando mucha curiosidad con Super Mario 64, lo que representaba el gran salto del plomero al mundo en 3D.

En la presentación del juego los asistentes reaccionaron de forma muy entusiasta ante la nueva apariencia del bigotón, mostrando los movimientos del personaje y la construcción de los escenarios.

Aunque hoy día suene un poco anticuado, uno de los grandes aciertos del juego fue el movimiento de la cámara, dando más libertad al jugador para ver y desplazarse a su antojo.

Microsoft le entra al negocio con su caja X (2001)

Microsoft vio en el mercado de los videojuegos una buena oportunidad de inversión. Los japoneses dominaban el terreno y la compañía de Bill Gates quería recuperar lo que alguna vez ostentó occidente. A pesar de que el equipo de Microsoft había tenido un primer acercamiento con la DreamCast de Sega, la eventual muerte de la consola los había dejado un poco a la deriva, por lo que una idea revolucionaria era el único método para salir a flote.

Durante la E3 de 2001, Robbie Bach mostró lo que se convertiría en el tercer jugador de la industria de los videojuegos: la Xbox, un poderoso artilugio que presentaba las mejores gráficas de la generación y una propuesta multimedia diferente.

Muy bonita, pero, ¿qué hay con los juegos? La consola de Microsoft apenas empezaba a escribir su historia y la primera pluma con la que lo hizo fue bautizada con el nombre de Halo, un disparador en primera persona que se logró diferenciar suficiente de los demás y que alcanzaría un éxito inexplicable.

Una leyenda que nunca muere (2011)

El 25 aniversario de The Legend of Zelda no podía pasar inadvertido por la E3 2011 y Nintendo lo sabía mejor que nadie. Un nuevo juego de la serie, SkywardSword estaba próximo a ser lanzado y la remasterización en 3D de Ocarina of Time se encontraba prácticamente en los anaqueles.

La compañía sabía que era necesario poner a Link de nuevo en el mapa, y finalmente así lo hizo. En la parte introductoria de su conferencia de prensa, una orquesta postrada en las faldas del templete interpretó algunos temas clásicos de la saga, introduciendo también nuevas melodías.

El detalle le ganó varios aplausos a Nintendo, así como un gran número de reproducciones de la conferencia en la Web. Un momento sin lugar a dudas inolvidable.

Valve y su juego “revolucionario” (2004)

En la industria hay realmente pocos casos a los que se les puede conferir el título de “revolucionarios”, sobre todo cuando hablamos de disparadores en primera persona. Esta etiqueta le sentó perfectamente a la creación de Valve, Half-Life, cuyo primer lanzamiento dejo muy en lato las expectativas para una segunda entrega.

Durante el 2003 fueron presentadas algunas secuencias de video de Half-Life 2 que mostraban una ambientación envidiable y gráficos bastante notables. Pero la verdadera emoción llegó hasta el siguiente año, cuando el equipo desarrollador presumió de su creación a tan sólo unos meses antes de ser lanzado.

De la historia del juego no hay mucho que decir, todo se define por el contundente éxito que consiguió y las ansias cada vez mayores por la tercera parte y el regreso de Gordon Freeman.

El Jefe Maestro regresa con juego en línea (2004)

La franquicia más reconocida de Microsoft había conseguido un lugar privilegiado dentro del gusto de los jugadores en poco tiempo. Una secuela era prácticamente un hecho, por lo que sólo restaba preguntarse cuándo sería anunciada.

La noticia llegó durante la conferencia de prensa de Microsoft en el 2004, donde se presentó la continuación de la historia del Jefe Maestro y la inclusión del anticipado juego en línea. Las demos mostradas fueron extraídas directamente de juego real, por lo que más de uno se quedó con la boca abierta al ver los avances y las capacidades del multijugador.

Aunque ya había comenzado la fiebre de Halo con el primer título, esta segunda entrega aumentó los grados de forma alarmante. Microsoft había llegado para quedarse.

El tatuaje de Peter Moore (2006)

Las exclusivas siempre han sido motivo para desatar las más acaloradas discusiones entre jugadores y fanáticos que defienden sus consolas como si se tratara de su propia familia. Uno de los grandes juegos que todos querían ver en la Xbox 360 era ni más ni menos que la joyita de Rockstar Games: Grand Theft Auto.

La cuarta entrega ya estaba confirmada para PlayStation 3, pero aún quedaba una noticia más en el asador. El entonces vicepresidente de Microsoft Interactive, Peter Moore mostró un tatuaje en su brazo con la leyenda “Grand Theft Auto IV”, dejando claro que las exclusividades con Sony se habían terminado.

Y así arrancó el jugador casual (2006)

Durante el 2005, Satoru Iwata ya había dado a conocer la apariencia física de la nueva maquina de Nintendo, un proyecto cuyo nombre clave fue Revolution; pero no fue sino hasta la E3 de 2006 cuando finalmente se pudo observar cómo funcionaba la consola.

El aspecto visual permanecía similar a lo visto en la GameCube, descartando que luciera gráficos como la primera competidora de esa generación lanzada al mercado un año antes: la Xbox 360. Sin embargo, un nuevo control de movimiento ocupó las miradas de los asistentes, los cuales vieron la primera propuesta integrada en un juego de deportes.

La Wii no imprimió precisamente un momento épico en la historia del evento, pero sí marcó el nacimiento de un nuevo mercado y una tendencia que más tarde sería copiada por la competencia.

La Tech Demo de PlayStation 3: una cruel broma (2005)

No ha habido broma más cruel para los fanáticos como lo mostrado en la Tech Demo de PlayStation 3 durante la E3 de 2005. Todos lo sabían, mostrar las posibilidades de la nueva consola de Sony usando a Final Fantasy VII levantaría muchas especulaciones –que por cierto aun no desaparecen.

Un momento recordado hasta por aquellos que no crecieron con la saga y que posteriormente se enteraron de qué se trataba todo el asunto.

Lamentablemente, tras siete años no se ha visto nada al respecto y las declaraciones hacen ver que no es una posibilidad a largo plazo; pero si de algo estoy seguro es que un remake de Final Fantasy VII algún día verá la luz. El dinero implicado es demasiado tentador como para no hacerlo.

Bonus Track

LOL
¿Cuáles son los momentos que más recuerdas?