NB Labs: Fable Heroes

NB Labs: Fable Heroes

Un intento por expandir la franquicia que peca de simplón.

Plataformas: Xbox 360 (Xbox Live Arcade)
Desarrollador: Lionhead Studios
Distribuidor: Microsoft Studios
Precio: 800 MS Points, USD $10

Todo el concepto detrás de Fable Heroes podría considerarse como un juego dentro otro juego, respetando a la vez que caricaturizando -aun más- el universo del cual bebe directamente: marionetas inspiradas en el universo Fable, lugares conocidos y rediseñados, enemigos que ya se han visto durante las tres entregas principales de la franquicia. Y es que Fable Heroes es precisamente eso, una simplificación de algo ya de por sí simplificado. No vamos a descubrir ahora lo que es Fable dentro del concierto RPG-aventurero actual, pero esa discusión está fuera de lugar aquí.

Pero que lo anterior no se tome a mal, porque la base de este Fable Heroes es funcional y el concepto en sí es efectivo, aunque no totalmente. Y lo primero queda muy claro al tomar por primera vez el control, ya que la jugabilidad es bien directa, tomando los elementos de un hack’n slash pero poniendo a cuatro personajes de forma simultánea en pantalla y barriendo con enemigos, objetos y jefes gracias a un arsenal tan limitado como certero. Y al ir limpiando los niveles van a apareciendo unas monedas que al final son la verdadera razón de pelear y combatir dentro del juego.

Y es que esas monedas son acumulables por cada jugador en pos de terminar en el primer lugar cada nivel. Ya sea jugando con más gente al lado o en solitario, siempre están las cuatro marionetas en pantalla compitiendo por el podio hacia el final y dejando el altruismo de lado, a menos que como compañeros se tenga a la IA. Luego, estas monedas valen para ir desbloqueando mejoras para cada personaje en un juego de tablero donde se tiran los dados; las mejoras simplemente se reducen a hacer más daño, tener mayor alcance con los ataques a distancia, obtener mayores bonificaciones, o hasta ser más efectivo con los jefes. Pero las armas y los recursos no varían mucho, y finalmente el único cambio palpable es la cantidad de monedas que se ven volar a cada enfrentamiento.

Los niveles se pasean por lugares conocidos de Albion, y la estructura de estos es bastante lineal; invariablemente, al terminar cada nivel se puede escoger un par de rutas que pueden llevar o a un jefe final, o a un minijuego especial. Las batallas contra los jefes no pasan de esquivar un par de movimientos, destruir los enemigos que lanza el jefe, y pegar con todo cuando se pueda. Los minijuegos, por su parte, van desde carreras donde hay que apretar los botones correspondientes, o el más notable que se trata de arrancar de pollos explosivos y ser la última marioneta viviente.

Fable Heroes, como mencioné un par de párrafos antes, es efectivo en su propuesta, pero siempre a corto plazo. Que la acción sea tan directa es un punto a favor de cara al público al que va dirigido, pero su complejidad y su profundidad son iguales a cero. Morir en el juego significa simplemente no poder seguir recolectando monedas, pero sí seguir luchando hasta encontrar un corazón de energía para “materializar” al personaje y listo, de vuelta a la acción. En niveles más altos de dificultad el desafío sí es un poco mayor, ya que se pueden quitar indicadores en pantalla y los enemigos parecen ser algo más duros para caer. Pero las mejoras que se pueden adquirir para los personajes hacen que la curva de dificultad prácticamente no exista, y menos aún cuando los movimientos de combate no cambian en ningún momento. Lo aprendido en el primer nivel será suficiente hasta llegar al último.

Al jugar a través de internet es donde mejor se pueden exprimir las bondades de Fable Heroes, y principalmente por la avaricia de los jugadores. Nadie quiere terminar fuera del podio, y además, más dinero significa más mejoras para la marioneta y a la larga eso también significa mayores posibilidades de juntar monedas. Y a fin de cuentas, ese y no otro es el verdadero fin del juego, más allá de su sencillez y del género en que se enmarca: acumular y acumular dinero.

Fable Heroes no es un juego que tenga mecánicas desastrosas ni mucho menos. Visualmente es llamativo, y sus sonidos y musicalizaciones igualmente destacan aún cuando se notan demasiado familiares para los fanáticos del mundo Fable. Su premisa es sencilla, parece pensado exclusivamente para niños o personas que no necesitan de mecánicas complejas para pasar un buen rato, y su presentación es suficiente para pasar del aprobado e ir un poco más allá, considerando su naturaleza de juego de Xbox Live Arcade.

Pero la principal tara de Fable Heroes radica en su falta de consistencia a largo plazo. Su simplicidad termina transformándose en monotonía, y cualquier sesión de más de 20-30 minutos parece un exceso, aún cuando el juego es bastante corto en su primera vuelta (no me habrá tomado más de 3 horas completar todos los niveles). Una vez terminado el juego se da paso a una segunda versión de Albion, el Albion Oscuro que ofrece un mayor reto y varios cambios estéticos bien llamativos, pero lamentablemente a la hora de descubrir esa segunda vuelta queda poco por recorrer, y peor aún, quedan pocas ganas de darle una segunda oportunidad.

Como un intento de Lionhead por expandir la franquicia, Fable Heroes es un producto más que aceptable. Pero de la misma forma, recomendable solo para los más pequeños de la casa y a los verdaderos aficionados y adeptos al mundo de Fable; el resto, probablemente termine igual que yo: dos horas de juego que se sienten como si hubieran sido el doble.

Lo imperdible:

– La presentación en general del juego
– Un sistema de juego efectivo, aunque solo a corto plazo

Lo impresentable:

– Monótono: sesiones de más de media hora de juego se vuelven demasiado cansinas
– Definitivamente, la idea da para exprimirse un poco más

¿Qué significa esto?