El peor partido de EA Sports en mucho tiempo.

Plataformas: Xbox 360 (analizada), PlayStation 3, PC
Desarrollador: EA Sports
Distribuidor: EA Sports
Precio: 1800 MS Points, USD $30

Que la entrada al juego sea parte del menú inicial de FIFA 12 ya da cuenta de lo que Euro 2012 es en su esencia. De lado quedan las versiones completas y dedicadas que salieron hasta el 2010 conmemorando lo que son los eventos más grandes del balompié mundial, para dar paso a lo que perfectamente pasa como un modo de juego extra que a su vez incluye otros modos más.

Lo anterior era esperable desde su anuncio, aunque nadie iba a imaginar que Euro 2012 fuera tan rácano en su propuesta. Lo primero y más importante a mencionar es que el juego, o mejor dicho, el nuevo contenido se acopla a lo que ya es FIFA 12 y no altera las bases de su sistema de juego. Esto no es malo ni mucho menos, ya que FIFA 12 debe ser -con todo lo bueno y lo no tanto- la versión más completa de la serie desde sus inicios. En otras palabras, sobre jugabilidad hay poco que mencionar más allá de lo que ya se conoce.

Las verdaderas novedades de Euro 2012 vienen en forma de un puñado de modos de juego. Se puede jugar la Euro 2012 desde sus etapas finales, ya sea con los equipos clasificados al torneo asi como con cualquiera de las 53 naciones pertenecientes a la UEFA. El detalle -también conocido de antemano- es que no hay clasificatorias y se empieza directamente en la fase de grupos, lo que hace que el modo de juego sea bastante poco duradero en su planteamiento. Y quizás desde EA Sports pueden argumentar que “nadie jugaba las clasificatorias”, pero en este tipo de productos nada sobra y todo suma. Mal, porque los que disfrutamos jugándonos el pellejo en cada partido con naciones sin tradición como Albania o Luxemburgo nos quedamos con la sensación de un modo de juego recortado.

Al igual que en el juego del mundial de Sudáfrica, también se puede jugar la Euro 2012 en línea contra otros rivales por el mundo, aunque lamentablemente, la versión analizada simplemente se colgó en el 90% de los partidos que intenté jugar. Probé de todas las formas posibles, y la teoría que tengo es que las formaciones personalizadas generan un problema que hacen que juego y consola terminaban colgándose. El problema no parece ser aislado, ya que una vuelta por los foros oficiales del juego es encontrarse con un montón de gente reclamando a EA Sports por lo mismo: cuelgues, imposibilidad de encontrar rivales, y cosas por el estilo.

El modo desafíos también hereda lo mejor de anteriores FIFA: un escenario generalmente desfavorable el que hay que dar vuelta y con poco tiempo en el reloj. Por ahora son bastante escasos, aunque seguro que cuando se empiece a desarrollar el campeonato aparecerán desafíos basados en los partidos reales que se vayan sucediendo uno tras otros; una forma de mantener viva la competición en paralelo al torneo. Ganar estos desafíos se recompensa con puntos de experiencia basados en la dificultad del juego.

Y por último, el modo estrella de Euro 2012, que no es otro que el famoso Expedition Mode (Modo Expedición). En este formato, uno recibe un equipo ficticio y comienza desde cero con los jugadores más básicos que pueden haber en todas las naciones de la Euro. El equipo se puede personalizar en cuanto a colores, uniforme, nombre, y etcétera, y se elige un grupo de equipos para enfrentarse; al ir derrotando rivales, se van desbloqueando otros nuevos y también se reciben mejores jugadores para integrar la plantilla y así subirle el nivel al equipo y no pasar vergüenzas contra las naciones más poderosas del concierto europeo.

Este modo de juego se antoja interesante para un FIFA cualquiera, y de hecho es prácticamente una versión remozada del Ultimate Team. El problema es que en un juego como Euro 2012 no hace sentido alguno, precisamente porque atenta contra el espíritu de una competencia de naciones, donde un grupo de jugadores represente una única bandera y vaya a por la gloria. La decisión de EA Sports de incluirlo como gran novedad en este título es cuestionable a todas luces, y sobre todo pensando en que no era necesario y menos cuando los otros modos que sí son relevantes para el juego han sido totalmente descuidados.

Y es que en Euro 2012 ni siquiera se puede hacer algo tan básico como elegir un plantel de 23 entre un universo de 30 -lo que hace cualquier técnico- o menos, cambiar los números de los dorsales de los jugadores cuando es sabido que en competiciones oficiales solo se pueden ennumerar del 1 al 23. Son detalles a fin de cuentas, pero detalles que hablan de la dejadez de EA Sports para crear contenido de calidad y que no parezca que haya sido hecho a la rápida. Otro detalle decidor: no hay música nueva, es la misma de FIFA 12.

La presentación del juego es todo lo que uno esperaría en un juego del estilo: menús e interfaces reacomodadas al estilo del torneo, nuevos estadios, publicidad oficial del torneo, y etcétera. Las equipaciones oficiales corresponden a la realidad, pero lamentablemente y en otro fallo monumental, apenas la mitad de los equipos cuentan con su equipación, auspicio, y escudos oficiales. La explicación dada por EA Sports es entendible desde el punto de vista comercial, pero a la vez inaceptable por tratarse del juego oficial de la UEFA y por el porcentaje de equipos no licenciados presentes en el juego. Peor aún, ni siquiera los equipos organizadores -Polonia y Ucrania- tienen presencia oficial (los jugadores sí, pero no los uniformes ni logos).

A estas alturas, es hiper necesario que en EA Sports se pongan las pilas y como mínimo, actualicen el juego y corrijan los problemas varios como ser los cuelgues en el modo en línea y que incluso llegan a afectar a FIFA 12; ya pedir más equipos oficiales parece mucho, aunque nunca se sabe. El problema de Euro 2012, a grandes rasgos, es que ofrece poco, lo hace a medias, y es caro: USD $30 se antojan demasiado para una expansión que en realidad es un mero skin de FIFA 12 con los logos de la UEFA.

Si en EA Sports se hubieran dedicado a trabajar en el contenido relevante, otro gallo cantaría. Pero el modo Expedición definitivamente sobra, no aporta nada nuevo, y parecen esfuerzos desperdiciados toda vez que algo tan simple como jugar un torneo en línea genera demasiada frustración. No hay forma alguna de recomendar este juego más que a fanáticos de las competencias de naciones, y aún así con muchos reparos dado su precio que parece una verdadera tomadura de pelo.

Lo imperdible:

– Volver a ganar la Euro con Grecia.

Lo impresentable:

– Cuelgues al jugar en línea
– El Modo Expedición sobra
– Ridícula relación calidad/precio