[metroimage ids=”38-204835,38-204837,38-204839,38-204840,38-204841,38-204842,38-204843,38-204844,38-204845,38-204847,38-204848,38-204853,38-204855,38-204856″ imagesize=”large”]

Microsoft no usará Aero en el escritorio de Windows 8

También se mejorará el soporte para múltiples monitores.

El mayor cambio que trae Windows 8 viene de la mano de la nueva interfaz Metro, hecha de cuadros simples que usan tipografías estilizadas y fotos. Se trata de una interfaz digital, que no trata de imitar nada del mundo real (como un “escritorio”) y que tiene un diseño plano, que abandona los relieves, texturas e imitaciones de cómo se ven las cosas en la realidad.

La idea está muy alejada de lo que ha sido Windows hasta ahora, y la mezcla de las dos cosas – a través de la aplicación de Escritorio en Windows 8 – revela claramente la disonancia entre los dos estilos.

Es así como Microsoft decidió hacer una serie de cambios al escritorio, que deberían mejorar la experiencia de usuario haciéndola más consistente. El nuevo escritorio será más simple y plano, deshaciéndose de Aero y su estilo transparente y redondeado. El nuevo escritorio elimina los efectos de vidrio, usando colores puros, y los botones ya no “sobresalen”, sino que son rectángulos planos.

Aun así, el escritorio seguirá siendo un escritorio y mantendrá su funcionalidad, usando las mismas herramientas que ya conocemos. Este nuevo escritorio no aparecerá en la versión Release Preview, sino que en la versión final del software que salga a la venta.

La imagen que está arriba es la única foto que muestra cómo se vería, aunque nada descarta cambios de aquí a la versión final.

Múltiples monitores

Microsoft también anunció mejoras al sistema para usar varios monitores, considerando que alrededor de 15% de los usuarios de escritorio de este sistema operativo trabajan con más de una pantalla. Actualmente Windows 8 usa las esquinas de la pantalla para varias operaciones importantes, y aunque cuando usas una sola pantalla funciona muy bien, cuando tienes más de un monitor acceder a los menús se vuelve un problema porque al intentar dar con la esquina el mouse se pasa al monitor siguiente.

Para resolver este problema, el Release Preview integrará “trampas”, que son barreras de 6 pixeles en el borde de la pantalla. Al ser más anchos que un sólo pixel, será más fácil apuntarle con el mouse y abrir el menú, en lugar de cruzarse al monitor de al lado. También se hará que todas las esquinas desplieguen menús, sin importar qué monitor es, para facilitar el acceso.

Links:
Creating the Windows 8 user experience (Building Windows 8)
– Enhancing Windows 8 for multiple monitors (Building Windows 8)