La Casa Solar 2.0, un sueño arquitectónico y energético hecho realidad

La Casa Solar 2.0, un sueño arquitectónico y energético hecho realidad

por

Todos los ángulos de su peculiar forma fueron escogidos estratégicamente para mantenerla fresca y bien iluminada todo el año, algo que fue posible gracias al más avanzado software

Numerosos proyectos arquitéctonicos bastante increíbles se han estado presentando últimamente, pues la tendencia por construir tanto edificios como ciudades enteras más verdes es cada vez más fuerte y tan necesaria que resulta obvia. Sin embargo, muchos de estos proyectos se quedan en las presentaciones y prototipos de sus creadores e irónicamente nunca llegan a construirse.

Toparse con proyectos tan exitosos como fuera de lo común ya materializados, resulta  muy emocionante. Es lo que provoca encontrarse con el Pabellón Endesa, ubicado en Barcelona, también conocido como “La casa solar 2.0” en el marco del Congreso Mundial de Smart City Expo.

El sueño arquitectónico de un edificio que fuera no solo un reto para diseñar, sino que además pudiera optimizar el uso de todos los recursos y tecnologías verdes disponibles para su funcionamiento, se hizo realidad. El techo está totalmente cubierto de paneles solares que nutren a la casa de energía limpia, pero no solo eso: la fachada sur del edificio también cuenta paneles solares adicionales instalados en protuberancias que a primera vista forman ángulos impresionantes pero que están fríamente calculados para cosechar la mayor cantidad de energía solar posible durante el día. 

Producto de todo esto la edificación logra producir un 80% más de energía de la que consume.

Estas mismas protuberancias también fungen como barreras protectoras durante el verano, cuando los rayos solares apuntan a la casa en una dirección, pero eso no les impide ser la entrada directa de luz en el ángulo perfecto durante los días de invierno.

Diseñar una estructura que siguiera estos principios para conservar la casa fresca durante todo el año fue posible al estudiar la posición geográfica del edificio en particular; una tarea que suena sencilla, pero seguro no lo es tanto.

El edificio de 154 metros cuadrados es una obra maestra que no hubiese sido posible de realizar sin el uso del software más avanzado, que entre otras cosas, ayudó a crear las piezas de madera del edificio específicamente como se diseñaron y con las medidas exactas, tal como si fuera una impresora en 3D, para aprovechar cada centímetro de la madera.

En cuanto el rendimiento energético, según el sitio web de Endesa, la casa genera en promedio 100 kWh diariamente pero solo consume unos 20 kWh. Este edificio ubicado en el Moll de la Marina en la ciudad de Barcelona, España, será parte de la muestra de Smart City Barcelona en noviembre próximo.

Bastante paradojal resulta que empresas que se han metido de cabeza en los megaproyectos hidroeléctricos en diversos países del orbe, que a pesar de ser energías renovables imprimen un fuerte impacto en el paisaje y las comunidades, lleve a cabo  proyectos de estas características. Pero, como dice la canción “Siempre hay tiempo para volver a nacer”.

Fuente: Form follows function for Barcelona’s Solar House 2.0 (Gizmag)