Chile: Cuando el precio del transporte público sube, es mejor compartir el automóvil

Chile: Cuando el precio del transporte público sube, es mejor compartir el automóvil

El Transantiago subió $10 y frente a eso te recordamos el "carpooling": compartir los asientos desocupados de tu vehículo para descongestionar la ciudad y cuidar el medio ambiente.

El término “carpooling” proviene del inglés car (auto) y pooling (agrupación o conjunto), lo que para nosotros resulta en la idea de compartir los asientos desocupados del automóvil que manejamos durante rutas fijas, por ejemplo, aquella que nos lleva todos los días al trabajo en la mañana. Entonces, si siempre andamos por el mismo camino a la misma hora y llevamos espacio en el auto, ¿por qué no transportar a alguien más?

Proyectos en Chile que recogen la idea no faltan, y a raíz de la reciente alza de precio en el Transantiago quizás sea buena idea volver a considerar esta clase de servicios. Porque según estimaciones, viajar ida y vuelta al trabajo en auto cuesta hasta $40 mil mensuales, cifra que podría reducirse si se llevan pasajeros que hagan un pequeño aporte al conductor.

Más importante aún: si el 2% del parque automotriz en Santiago subiera tres personas adicionales a su vehículo, habrían 20 mil viajes menos y al cabo de un año tendríamos 1,7 toneladas menos de emisiones de CO2, esto según un estudio realizado por Raquel Jiménez de la Universidad Andrés Bello.

¿Qué alternativas tenemos? Actualmente hay tres grandes sitios web que permiten reunir a conductores y peatones, de manera que el contacto entre los interesados resulte de manera simple y eficaz. Así, tanto a-dedo.cl como carpooling.cl y nosfuimos.cl ofrecen un registro gratuito, con este último requiriendo una invitación de sus creadores, la cual se puede conseguir por Facebook o a través de convenios con universidades privadas.

Todos funcionan de manera muy similar, con el usuario estipulando si conduce o quiere ser llevado, para luego trazar en un mapa las rutas de su conveniencia. Se coloca el horario y con eso estamos casi listos, ahora sólo queda ver si alguien más coincide con nuestros datos para luego establecer el contacto persona a persona y convenir las condiciones del viaje.

Si estás aburrido de viajar en transporte público, los precios de éste no te benefician o simplemente eres un conductor de buena voluntad que además quiere cuidar el medioambiente, ¿por qué no darle una oportunidad a esta clase de servicios? La lógica de que haya una sola persona por vehículo en la ciudad no tiene mucho sentido y con herramientas como las recién vistas se le puede dar una rápida solución a la situación.