Amnistía denuncia la censura en Internet en el Día Mundial de la Libertad de Prensa

Amnistía denuncia la censura en Internet en el Día Mundial de la Libertad de Prensa

Bloqueos de buscadores, torturas a ciberactivistas para conseguir sus contraseñas en las redes sociales, y leyes para controlar lo se "puede" expresar en la Red, son algunas de las formas utilizadas por los gobiernos totalitarios para reprimir a periodistas y blogueros en el mundo, según Aministía Internacional

Hoy es el Día Mundial de la Libertad de Prensa, y es la fecha escogida por Amnistía Internacional (AI) para recordar la censura a la que son sometidos cada día miles de periodistas y blogueros en todo el mundo.

Para nadie es un secreto que los Gobiernos que no respetan los derechos humanos, le temen a Internet y las redes sociales, por eso, a la par que la tecnología coloca en nuestras manos nuevos canales de comunicación, los represores se las ingenian para sesgar las libertades, con diversas acciones como destacan desde AI:

“Bloquear motores de búsqueda, cobrar un dineral por usar Internet, torturar a activistas para conseguir sus contraseñas de Facebook y Twitter, aprobar leyes para controlar lo que la gente puede y no puede decir en línea. Son sólo algunos de los métodos utilizados por los Estados, de China a Siria, de Cuba a Azerbaiyán, para impedir que periodistas, blogueros y activistas hablen sobre abusos contra los derechos humanos”.

Así, desde la sección española de AI recuerdan algunos casos en Europa, África, Asia y América, en los que los blogueros y periodistas que intentan poner al descubierto los abusos de poder, las violaciones de derechos humanos y la corrupción, han sido blanco de ataques y hostigamiento. Al respecto, Widney Brown, directora general de Derecho Internacional de Amnistía Internacional, destaca que:

“Los Estados están atacando a los periodistas y activistas en línea porque saben que estas valientes personas saben aprovechar eficazmente Internet para desafiarlos. Debemos resistir a todo intento de los gobiernos de menoscabar la libertad de expresión”.

Recuerdan, además, que según Reporteros sin Fronteras el 2011 fue “el año más mortífero para los ciberactivistas: Varios internautas fueron víctimas de homicidio en Bahréin, México, India y Siria”. 

Si bien puede parecer poco alentador el panorama, justo en el Día Mundial de la Libertad de Prensa, si lo vemos desde una óptica optimista, bien vale alegrarnos de que, por fortuna, en todo el mundo hay valientes que han aprovechado el poder de Internet como canal para denunciar las injusticias a las que son sometidos sus pueblos.

Y es que cada día queda más claro que la voz del pueblo ha sido, es y será difícil de acallar: Hace siglos no existía la tecnología ni las formas de comunicación que tenemos hoy en día, y los pueblos de igual forma han marchado valientemente hacia su libertad. He ahí el miedo de los déspotas.

Link: Represión en la era digital (Amnistía Internacional)