A primera vista: FIFA 13

A primera vista: FIFA 13

Un primer acercamiento a lo nuevo de EA Sports para el mundo futbolero.

FIFA 12 es considerado por muchos uno de los mejores simuladores de fútbol que se han lanzado, aún cuando las mejoras introducidas por EA Sports el año pasado todavía tienen bastante espacio para refinarse. Una de esas mejoras fue el nuevo motor de físicas, que estuvo dos años en desarrollo, y la renovada defensa táctica que todavía le genera bastante dolor de cabeza a mucha gente, especialmente a los más novatos.

Pero la semana pasada pudimos asistir a una amena charla con Nick Channon y Aaron McKardy, productores del nuevo FIFA 13, y en la que nos mostraron lo que se viene para este año. Es cierto: cada vez que se anuncia el juego se anuncian también los cambios, y pasados los meses y los partidos aparecen las cosas a corregir para el siguiente juego; esta vez, y a tenor de lo visto, los ajustes del nuevo FIFA sí serán bastante visibles durante el desarrollo de los partidos.

Inteligencia de Ataque

Lo primero y más notable a simple vista es la Inteligencia Ofensiva de los jugadores. Primero, es importante resaltar que esto afecta principalmente a los jugadores que no tienen el balón cuando se ataca, y sus rutinas son bastante dinámicas y variadas respecto a lo visto en la edición anterior. De muestra un botón: nos presentaron un video de FIFA 12 donde un jugador en la frontal del área corre en línea recta para ponerse en posición de tiro, pero en vez de buscar el espacio libre solo se mueve hasta chocar con un defensa, o quedar en off-side. En FIFA 13 los jugadores ofensivos tienen una IA mejorada que les hará buscar los espacios de diferente forma, ya sea corriendo en direcciones curvilíneas tratando de romper la barrera defensiva, o hasta las famosas diagonales de la muerte sin balón que dejan el camino descubierto al que lleva la pelota. ¿Alguien vió como jugaba Alexis Sánchez de "falso 9" en el Barcelona? Esto es básicamente similar: buscar, buscar y buscar el espacio y el movimiento justo para sacar ventajas de la posesión del balón y los ataques.

La nueva inteligencia ofensiva no solo afecta a los delanteros, sino en general a todo el equipo. También nos mostraron algunas rutinas donde los defensas laterales se mueven sin balón abriendo la cancha, y en general buscando la posición óptima para recibir el pase y generar una jugada de ataque. Eso sí, no todos los jugadores son capaces de "intuir" las jugadas de la misma forma, y ahí es donde entran en juego las estadísticas particulares de cada jugador. Los productores de FIFA hacen incapié en que ahora muchos jugadores estarán pensando "dos jugadas adelantadas", tal como lo hacía Zidane en sus tiempos de gloria, o Iniesta y Xavi actualmente. La idea es que el juego y los partidos terminen siendo mucho más fluídos en general.

Dribbling al completo

También hay cambios en la forma de regatear. No se trata de meter más filigranas y cuestiones por el estilo, aún cuando se integrará el sistema de regates de FIFA Street, sino de aprovechar mejor la velocidad y los movimientos naturales de los jugadores. Ahora, en FIFA 13 la orientación del cuerpo es el que manda antes que cualquier cosa, y se agregaron algunos movimientos de avance lateral que en FIFA 12 eran casi testimoniales y muchas veces fortuitos. De ejemplo, mostraron la forma de regateo de Messi, un jugador que pocas veces tira bicicletas o fintas espectaculares, y basa su habilidad en la velocidad de pies y la forma en que usa el cuerpo para orientarse de cara al arco.

Así como el control en 360° grados se integró hace algunos juegos resultando en todo un éxito, el dribbling y la orientación de los jugadores al tratar de dejar atrás un adversario también serán parte importante en FIFA 13; en el juego anterior, encarar a un defensa es todavía un tema de solo ocho direcciones y poco más.

Control al primer toque

Este apartado en general llamó bastante la atención de los asistentes a la presentación, por el simple hecho de que ahora controlar el balón no va a ser como tener un imán en los pies. De ejemplo nos pusieron otro video de FIFA 12, uno donde un defensa con promedio 50 controlaba un pelotazo de 40 metros como si fuera Messi… y de espaldas a la pelota; o sea, el balón le cayó por sobre su hombro, lo bajó con una toalla, y salió jugando. A olvidarse de eso en FIFA 13, porque se implementó un nuevo sistema donde el control y la recepción de la pelota van a estar determinados en base a las variables del balón (altura, velocidad, condiciones del terreno) y a las habilidades de los jugadores. En la vida real, jugadores como Drogba que se dedican a ir al choque y a bajar pelotazos aéreos no siempre controlan el balón como es debido, y a veces en las jugadas más increíbles se les arranca la bola por un mal toque. En FIFA 13 lo que se vió fue bastante realista, ya sea jugadores clase mundial perdiendo el balón en circunstancias complejas (y otras no tanto) a causa de un mal control, o al contrario, aprovechando un balón suelto de un defensa para clavarla en el ángulo.

De la misma forma, la idea es que ahora los jugadores de FIFA empiecen a pensar mejor los riesgos de controlar el balón versus reventarla a la gradería, en caso de estar en circunstancias apretadas. Tal como en el futbol real hay veces que hasta los defensas más buenos no tienen asco en sacarla del estadio, aquí es exactamente lo mismo.

Impact Engine 2.0

El motor de impactos es en general muy bueno y único en el género, pero asi como es realista también a veces se traba y se dan situaciones increíbles, como el conocido FIFA Kiss. Para remediar eso, en EA Sports dicen haber pasado mucho tiempo revisando el código y mejorando el comportamiento de los cuerpos y las extremidades que a veces quedaban bailando a su propio ritmo, totalmente irreal.

También se agregaron nuevas animaciones y nuevas formas de bloquear la pelota con el cuerpo a la hora de defender, aunque eso significó modificar y mejorar la inteligencia artificial del árbitro para que entienda mejor el juego y decida que situaciones son falta y cuales son meritorias de un "siga, siga". Ahora también es posible hacer caer a los jugadores de un agarrón de camiseta por la espalda, aunque lo más seguro es que el árbitro corra a detener la jugada y poner tarjeta.

Dependiendo del tamaño y la fuerza de los jugadores, los contactos y los choques en general tendrán diferentes consecuencias. Eso habrá que verlo con más precisión dentro de los partidos, pero al menos la promesa está en minimizar las situaciones totalmente imposibles o poco probables de suceder. Como que Torres haga un gol, por ejemplo.

Tiros libres tácticos

Por último, los tiros libres sufrieron una revisión, y si bien el esquema base de ejecutarlos se mantiene, ahora se agregan más opciones tácticas. Será posible colocar más jugadores frente a la pelota, hacer otro tipo de carreras y fintas hacia el arco, y por su parte las barreras se podrán adelantar todo lo que quieran. Aunque claro, eso también significa jugar con fuego y que el árbitro amoneste al capitán, por lo que habrá que andarse con cuidado.

También se podrán agregar más jugadores a la barrera, a riesgo de dejar a medio mundo libre y mano a mano frente al arquero. Los productores de FIFA 13 dicen que esto simplemente se hizo para darle a los jugadores más opciones de juego, algunas ventajosas y otras no tanto, con lo que siempre habrá que pensar y evaluar rápido cual es la mejor opción en un momento o situación determinada.

Los cinco puntos anteriores son las novedades que más se destacan a simple vista, pero el nuevo FIFA 13 no se quedará solo en eso. También se agregaron mejoras generales en las animaciones (hay algunas de tiro que se extremadamente reales, con caída al suelo incluída), y los árbitros serán más realistas acorde con el juego tanto para cobrar bien como para mal. Al cerrar la presentación, Channon y McKardy dijeron que los cambios para este nuevo FIFA están basados en la retroalimentación recibida por parte de los jugadores, y que quieren que FIFA 13 ofrezca una experiencia mucho más realista y fluída dentro del campo.

Por lo visto, el juego promete, aunque como siempre, es con el control en la mano donde vale. FIFA 13 sale este año, seguramente a finales de septiembre o comienzos de octubre. Por último, también se anunció que después de siete años, habrán nuevos comentaristas para América Latina, aunque no se reveló todavía quienes. Si es por pedir, me gustaría escuchar a Vito di Palma y Jorge Barril de ESPN.

[gallery order="DESC" columns="4" orderby="ID"]